Facundo Chinguel aceptó haber adquirido propiedades de la familia Oropeza

Sin embargo, afirmó que lo hizo para proteger a sus patrocinados  

Facundo Chinguel aceptó haber adquirido propiedades de la familia Oropeza

Foto: archivo El Comercio

Se confianza. El ex presidente de la Comisión de Indultos y Gracias Presidenciales, Miguel Facundo Chinguel, admitió haber adquirido tres empresas de la familia Oropeza López

[LEE:Pérez Guadalupe: Poder Judicial aún no ordena captura de Gerald Oropeza]

Sin embargo, el recluido en el penal de Ancón por el caso "narcoindultos" aseguró que compró esos bienes para para proteger la propiedad de sus clientes y sin ninguna transferencia de dinero. 

[LEE:Así es por dentro la lujosa mansión en la que vivió Gerald Oropeza]

El ex funcionario explicó a través de una carta enviada al diario La República que participó en esta transferencia en calidad de abogado de la empresa Sergerosac, dueña del "narcoporsche".     

Además negó ser el testaferro o socio de Gerald Oropeza López, presuntamente conocido en el mundo del narcotráfico como "Tony Montana", ni de ninguno de sus familiares. 

"En el tiempo que ejercí mi asesoría, jamás se patrocinaron hechos ilícitos. Los casos estaban limitados a las controversias judiciales existentes entre los herederos de Américo Oropeza y a procesos laborales y otros actos jurídicos totalmente lícitos y públicos de la empresa", escribió Chiguel. 

Asimismo resaltó que la empresa Sergerosac lo contrató como parte de los abogados externos, tras el crimen del aprista Américo Oropeza San Martín, hasta junio del 2013, cuando fue detenido. 

Facundo Chinguel detalló que la señora Pilar López de Oropeza y sus hijos Aracely y Gerald Oropeza López le transfirieron sus acciones, para proteger sus bienes del litigio en que se encontraban, pero dijo que luego se los devolvió. 

"En ambas transferencias jamás hubo dinero, ni yo pagué ni ellos me pagaron, más aún, jamás se formalizaron las escrituras públicas, toda vez que estas transferencias quedaron solo en minutas, por lo que menos podrían inscribirse en Registros Públicos, por lo que no soy dueño ni testaferro de estas empresas", sostuvo. 

El ex funcionario aprista es acusado de recibir beneficios económicos a cambio de facilitar la salida de prisión de narcotraficantes nacionales e internacionales, a través de los indultos o gracias presidenciales.