Salaverry: Es imposible que digan que este no es el Gobierno del Partido Morado

Candidato presidencial de Somos Perú dijo que de acuerdo a la evolución de la pandemia se podría evaluar si se postergan las elecciones

Daniel Salaverry, candidato a la presidencia por Somos Perú. Foto: Andina / Difusión

Daniel Salaverry, candidato a la presidencia por Somos Perú, afirmó que es imposible que se diga que el actual Gobierno no es del Partido Morado, ello tras indicar que el presidente Francisco Sagasti es fundador y congresista de esa agrupación política.

Indicó que no entiende cuál es el temor en aceptarlo, cuando lo que deberían de hacer es ejecutar de una vez el plan de gobierno del Partido Morado durante la emergencia sanitaria por la COVID-19 y no esperar hasta julio para ver si Julio Guzmán sale elegido mandatario.

“Es imposible que digan que este no es el Gobierno del Partido Morado. El señor Sagasti es fundador del Partido Morado, el señor Sagasti es congresista del Partido Morado, es vicepresidente en la plancha presidencial de Julio Guzmán”, refirió Salaverry en De 6 a 9 de Canal N.

“Que empiecen a tomar decisiones desde ahora, no podemos darnos el lujo de perder un minuto más”, añadió el expresidente del Congreso.

Añadió que la actual gestión cometió una serie de errores como el dejar sin efecto los hospitales COVID-19, el no renovar los contratos a los médicos y especialistas del sector salud, y desactivar el Plan Tayta implementado durante el gobierno de Martín Vizcarra.

Respecto a una eventual postergación de las elecciones generales del 11 de abril, Salaverry señaló que ello se debería de evaluar en su momento de acuerdo a la evolución de la pandemia de coronavirus.

“Hace un par de meses yo opinaba que el proceso debería continuar, hoy en vista del incremento de los casos de contagio y de las muertes que están habiendo, creo que hay que ir viendo cómo va evolucionando este problema y esta crisis. No podemos ser indolentes, no podemos ser irresponsables y de repente llegar a marzo con los hospitales colapsados, Dios no quiera con muertos en las calles y pretender aún que el 11 de abril vayamos a elecciones”, concluyó tras aseverar que su relación con Martín Vizcarra se fue construyendo poco a poco.