Las dificultades de la educación escolar en tiempos de coronavirus

La cuarentena ha evidenciado las carencias del sistema educativo peruano. Millones de alumnos podrían ver seriamente afectado su año escolar

Situación de la educación en el país. Foto: Cuarto Poder

Un problema que ha generado la llegada del coronavirus al Perú es la educación: las clases se han iniciado con retrasos en el sistema público y de manera remota, un modelo inédito que ya ha mostrado sus primeras deficiencias.

El Estado ha implementado las jornadas educativas en tres plataformas: web, radio y televisión y busca de esta manera cubrir todas las áreas urbanas y rurales.

Sin embargo, existe una brecha social y tecnológica que aún no es bien cubierta por el sistema de la educación y que hace que esta no llegue a todos.

Este problema además presenta otras aristas como la valorización y capacitación de maestros, disminución de pensiones escolares y cierre de colegios en todo el país que ahora se discuten con mayor frecuencia.

En los últimos días, en Lima unos 3500 escolares han tenido que migrar de colegios privados a públicos debido a la crisis y al temor de que puedan perder el año.

Para el especialista en educación, León Trahtemberg, las clases virtuales no son comparables. "La clase presencial tiene una dinámica, una estructura, conformación y clima personal social totalmente distinto a la virtual", ha dicho.

Según el experto, a menor edad, la sobreexposición a las pantallas es más nociva. 

En cuanto a los pagos también hay un problema grande. Muchos padres han perdido el empleo o tienen los sueldos congelados y la cadena se ha afectado, entre quienes pagan las pensiones, los colegios y los maestros que recibían sueldos por su trabajo.

Por ejemplo, solo en Arequipa más de 4000 docentes se han quedado sin trabajo. La misma figura se ve en Piura, Lambayeque, La Libertad, Cusco, Arequipa y también Lima. La migración infantil es cada vez mayor.

Entretanto, el Ministerio de Educación prepara un decreto legislativo para obligar a los colegios privados a justificar sus cobros ante los padres, pero pretende que ambas partes encuentren solución al problema.

"Tanto los colegios como los padres de familia deben ceder en sus expectativas y en sus posiciones y establecer un equilibrio. En algunos casos se podrá dar, en caso no se dé, el sector público absorberá la necesidad", dijo José Carlos Vera, director de gestión descentralizada del Minedu.

Es necesario que existan consensos y empatía para poder salvar un año complicado a causa de la pandemia y echar mano de todas las herramientas que se tiene para que el sistema educativo no tambalee más aún.

LEE TAMBIÉN: Martín Vizcarra: “Tenemos disponibles 165 camas UCI