El día cero de Castillo

Esta es la historia hasta hoy desconocida del 19 de noviembre, el día que el gobierno de Pedro Castillo cambió para siempre.

(Video: Cuarto Poder)

Reportaje: EDUARDO QUISPE (@EduardoFrancoX)

Lo que ocurrió en esta sencilla capilla el día 19 de noviembre del año pasado, marcó un antes y un después para el actual Gobierno.

Un día que inició con una liturgia, que dio un giro inesperado cuando la justicia tocó la puerta del poder y que terminó con una visita nocturna de la mujer que cambió la agenda política del país. Una visita a la casa que hasta ahora guarda los mayores secretos del gobierno de Pedro Castillo.  

Esta semana habló una de las protagonistas de esa historia y Cuarto Poder muestra, una vez más, hechos y personajes, aparentemente secundarios, pero que gozan de suficiente influencia y respaldo en el entorno del poder. Esta es la historia hasta hoy desconocida del 19 de noviembre, el día que el gobierno de Pedro Castillo cambió para siempre.  

Hoy conocerá más detalles de esta historia. Detalles basados en los personajes que empiezan a hablar y, sobre todo, en los actos, hasta hoy desconocidos, de aquellos que aún se ocultan.

Dentro del Cuartel del Ejército Hoyos Rubios en el Rímac, funciona esta capilla. Aquí, el 19 de noviembre del año pasado el presidente Pedro Castillo se iba a convertir en el padrino de confirmación de las dos hijas del entonces secretario de Palacio, Bruno Pacheco. Ahí lo esperaba, bajo la mirada de imágenes religiosas, la flamante madrina, nos referimos a la empresaria y actual colaboradora eficaz, Karelim López Arredondo.

Karelim López y el presidente de la república estaban a minutos de ser compadres. Casi todo estaba listo. Iba a ser un día especial, de reflexión y paz. Sin embargo, la mañana dio un giro inesperado.

Eran las 10:35 a.m. de ese día y un grupo de investigadores a cargo del fiscal, Marco Huamán, llegaba a Palacio de Gobierno en busca de Bruno Pacheco. La investigación en su contra, por supuestos actos de corrupción en el proceso de ascensos de las Fuerzas Armadas justificaba el allanamiento. Con los fiscales recorriendo los pasillos de Palacio, el presidente Castillo tomó la decisión de no asistir a la confirmación en el cuartel del Rímac donde era el invitado estelar. Su silla quedó vacía y un llamado, nada santo, llegó al celular de Karelim López.

Pero no era el primer día de angustia presidencial. En su declaración en el Congreso, López Arredondo aseguró que fue testigo de una discusión entre el presidente Castillo y Bruno Pacheco, días antes de la ceremonia de confirmación.

El altercado fue en Palacio de Gobierno y la razón eran las denuncias contra Pacheco por corrupción que la justicia ya investigaba. El mandatario le pedía a gritos su renuncia y Pacheco le ponía condiciones.

La discusión entre Pacheco y Castillo fue tan fuerte que ese día no se comunicaron a pesar de estar en Palacio de Gobierno el día del allanamiento. El mandatario prefirió llamar a Karelim López. Esa misma noche López Arredondo también recibió una llamada de Bruno Pacheco, quien lo pidió un favor. Recoger de la ahora famosa casa Sarratea en Breña un documento que demostraría su arraigo laboral ante la justicia.

Es después de esa llamada que se registra una de las imágenes más icónicas de este Gobierno. Imágenes que Cuarto Poder dio a conocer al país y que son el hilo de una madeja que hoy se sigue jalando.

Quien recibió a Karelim López fue el sobrino del presidente, Fray Vasquez Castillo, hoy prófugo de la justicia. López ha narrado en la comisión de Fiscalización que la hicieron entrar a la cochera, que no sabía que el entonces ministro de defensa Juan Carrasco Millones estaba en el interior de la casa y que luego de 20 minutos, Fray Vasquez le dijo que no tenía el documento listo.

Pero ese día y sólo horas antes de la visita de Karelim López, el presidente Pedro Castillo también estuvo en la casa Sarratea. Aquí se ve cómo el auto presidencial a las 9 y 24 de la noche se retira del lugar. Hasta es un misterio que fue a hacer ese día el mandatario a Sarratea.

Los secretos de la casa Sarratea, sin embargo, no tienen que ver sólo con el 19 de noviembre. Karelim López también habló del dueño de la vivienda, Segundo Alejandro Sánchez Sánchez, y aseguró que era quien decidía a quién atendía el presidente Pedro Castillo.

Esta declaración tiene un hecho que lo corrobora. Cuarto Poder demostró el mes pasado que Sánchez le agendó a este empresario minero una reunión con el presidente y luego de ello le propuso hacer negocios particulares. El empresario minero fue uno de los hombres de negocios que se reunió con el presidente en su viaje a Estados Unidos en septiembre del año pasado. A este hecho Karelim López agrega un dato más. Ella asegura que Sánchez armó la lista de los empresarios que acompañaron al Presidente Castillo a dicho viaje. Un viaje que Sánchez también realizó.

Estas son imágenes de algunos de los empresarios que estuvieron en dicha reunión, ahí vemos a representantes de diferentes mineras y grupos económicos, como Samuel Dyer y el presidente de la Sociedad Nacional de Industria Ricardo Márquez este último nos dijo que nunca coordinó el viaje con el dueño de la casa de Sarratea pero nos da un dato mucho más revelador.

Márquez cuenta que hace dos meses, Segundo Alejandro Sánchez, a través de una tercera persona, lo invitó a desayunar en el hotel Country de San isidro y le dijo que todo estaba servido para que él fuera el nuevo premier.

Este dato desconocido hasta hoy coincide con los indicios y sospechas que la comisión de fiscalización tiene con respecto al dueño de la casa Sarratea.

Una sospecha que los lleva a una posible conclusión, a quince días de presentar su informe final ante el pleno del Congreso.

Fuimos a buscar a Segundo Alejandro Sánchez para tener su versión. No lo encontramos en Sarratea y tampoco en el local de su empresa de venta de accesorios médicos. A quien sí encontramos ahí es a otra persona clave para saber lo que pasaba en el interior de la casa de Breña. Hablamos de su media hermana y socia Tania Peralta.

¿Puede ser Segundo Alejandro Sánchez Sánchez un premier a la sombra como sospechan en la Comisión de Fiscalización? ¿Agendaba reuniones con grandes empresarios como señala Karelim Lopez? No es posible saber su versión porque decidió guardar silencio ante los congresistas que lo investigan, el mismo día que López Arredondo habló en el Congreso, ¿pero qué fue lo que no respondió Sánchez?

Segundo Sánchez no es el único que guarda silencio. También lo hace el principal personaje de esta historia, el Presidente de la República, Pedro Castillo, que hasta la fecha no ha declarado ante la Comisión investigadora a pesar de tener una promesa empeñada.

Bruno Pacheco continúa prófugo de la justicia y todavía es un misterio si finalmente contará todo lo que sabe sobre los secretos que aun rodean Palacio de gobierno y la casa Sarratea, pero sobre todo que más ocurrió ese 19 de noviembre, el día cero del gobierno del presidente Pedro Castillo. Esta es una historia que todavía tiene reservados varios capítulos.

Relacionadas

Caída en Paraguay

26/06/22 21:43

Caída en Paraguay

Los peruanos bamba

26/06/22 21:06

Los peruanos bamba

Habla Dina

26/06/22 20:57

Habla Dina

Techito de vidrio

26/06/22 20:39

"Techito" de vidrio