Dentro de una UCI: El punto medio entre la vida y la muerte

De las casi 2000 camas UCI que hay en todo el país, un 90 % de estas ya están ocupadas

Foto: Cuarto Poder

Pasan las semanas y cada vez más personas ingresan a las unidades de cuidados intensivos (UCI) de diferentes hospitales del país a causa de la segunda ola de la COVID-19. Estas personas permanecen inconscientes, dopadas y con un pie en la vida y otro en la muerte.

Personas pasan semanas, algunos meses, como es el caso de Carmela Fernández, de 39 años y dirigenta vecinal de Carabayllo. Ahora, la media de fallecimientos en el país a causa del mal es de 200 al día.

En esta pandemia, una sola cama en estos ambientes es el anhelo de muchos porque hay menos camas que personas que las necesitan, así de cruda es la estadística.

Las personas internadas permanecen incomunicadas del mundo y de sus familias, como en el caso de Carmela Fernández, quien perdió a su esposo por COVID-19 cuando estaba internada.

De las casi 2000 camas UCI que hay en todo el país, ahora hay un 90 % de estas que están ya ocupadas. Hay hospitales en los que ya no hay cupo, lamentablemente.

Todo el país, todo el mundo, está en UCI pero no somos conscientes de ello, y muchos como tantos pacientes queremos aferrar nuestras manos a una mano amiga que nos diga que todo lo peor de este mal ya ha terminado.