Declaraciones de Barata comprometen a Susana Villarán y a José Miguel Castro

El exrepresentante de Odebrecht en Perú confesó haber dado 3 millones de dólares para financiar la campaña contra la revocatoria

Declaraciones de Barata comprometen a Susana Villarán y a José Miguel Castro

Susana Villarán, exalcaldesa de Lima. Foto: Cuarto Poder

Durante los interrogatorios realizados por la Fiscalía peruana a Jorge Barata, este aseguró que 'Budian' era el codinome que se le asignó a José Miguel Castro, el exgerente de la Municipalidad de Lima durante la gestión de Susana Villarán.

Pese a que Castro lo ha negado, Barata ha confirmado la información y la entrega de 3 millones de dólares a favor de la campaña por el NO a la revocatoria de la exalcaldesa. 

De este monto, dos millones fueron a parar a las cuentas de Valdemir Garreta, publicista de Brasil que junto a Luis Favre se encargaron de armar la campaña por el NO. 

Barata también ha dicho que el millón de dólares restante fue entregado a José Miguel Castro en distintas armadas.

Según su confesión, Susana Villarán tenía conocimiento de la entrega de dinero. "No solo confirmó, sino que agradeció sobre el aporte del recurso. Me lo agradeció y me lo confirmó a través de una llamada", dijo durante el interrogatorio.

El 9 de enero de 2013, la MML suscribió un contrato con Rutas de Lima, consorcio integrado por empresas de Odebrecht y se le asignó una concesión de 30 años para el mantenimiento de la panamericana Sur y Norte y la extensión de la Ramiro Prialé.

Ese mismo año, José Miguel Castro le pidió a Barata en una reunión que se llevó a cabo en Lima, en el despacho del exgerente del municipio, que apoyara a la campaña por el NO.

“La conversación más importante con Villarán fue cuando le pedí a José Miguel Castro me confirmara el pedido que había hecho él para apoyar financiamiento en la campaña de Villarán. Terminando la reunión que tuve con Castro, donde me hizo el pedido, fue que recibí la llamada de Susana Villarán y me confirmó lo que Castro me había pedido. Creo que la llamada fue al celular”, dijo Barata.

Por otro lado, ante los fiscales Jorge Barata dijo no conocer a Gabriel Prado ni haber tratado con él, pero sostivo que para efectuar el pago de un millón de dólares que era para José Miguel Castro se abrió una cuenta en Andorra.

Barata ha dicho creer que Castro asignó a Prado como el titular de la misma, pero que ante la demora de los trámites para la cuenta, el dinero terminó entregándose en efectivo por lo que nunca se usó la citada cuenta.

El ex representante de Odebrecht en Perú también ha señalado que no financió la campaña de Villarán a la reelección en 2014 ni que haya pagado por alguna obra pública durante su gestión. 

LEEOmar Quesada: Alan García no sabía de conducta ilícita de Luis Nava

LEELuis Nava: suspenden para el martes 30 audiencia de prisión preventiva