Congreso albergó una conferencia contra la homosexualidad

El legislador evangelista Julio Rosas insistió en realizar en una sede del Estado el evento, pese a su contenido discriminador

Julio Rosas, congresista de APP. Foto: Perú 21

Por insistencia del parlamentario evangelista Julio Rosas, el Congreso de la República albergó este martes 24 de octubre una conferencia llamada 'Ciencia y Personalidad', cuyo expositor fue un psicólogo mexicano supuestamente especialista en "vencer la atracción homosexual".

Rosas, insistió ante las autoridades del Congreso para que se desarrolle en el Palacio Legislativo. Tras la negativa de la Oficina de Participación Ciudadana por el carácter no plural del tema, el legislador de Alianza Para el Progreso (APP) decidió organizarlo a través de su propio despacho reservando uno de los ambientes del Parlamento.

[LEE: Unión civil: Peruanos Por el Kambio presentará nueva iniciativa legislativa]

A pesar de que el Congreso de la República del Perú es uno de los tres poderes de un Estado laico cuya Constitución Política rechaza todo tipo de discriminación, esta institución albergó un evento cuyo expositor, Everardo Martínez, habló sobre los homosexuales como personas con problemas mentales que pueden ser 'curadas' con sus 'terapias'.

En México, esta práctica está cuestionada por lucrar con 'tratamientos' y charlas anti-homosexualidad que no tienen sustento científico alguno. Cabe recordar que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la homosexualidad no es una enfermedad mental y por eso fue retirada de esa lista hace más de dos décadas (1990).

[LEE: Francisco: "los cristianos deben pedir perdón a los homosexuales"]

Consultado por LaMula.pe, Manuel Forno, representante del Observatorio de Derechos Humanos LGBT y VIH/Sida, Julio Rosas promueve con este tipo de eventos un discurso discriminador hacia la comunidad LGTBI, así como más odio y violencia contra sus miembros. Todo esto en un contexto de desprotección legal para este grupo humano.

"Como congresista tiene todo el derecho de realizar actividades, el asunto es que él está generando con los discursos que se van a verter en ese evento – que la homosexualidad es una enfermedad y que va a ser castigada por el Dios que él cree -, mayor odio y violencia hacia las personas por causa de su orientación sexual e identidad de género", dijo el activista.

"Esto demuestra que el Perú es un país que adolece de políticas públicas que protejan a las personas LGTBI. Si existieran, no se podrían realizar actividades de este tipo", agregó.

[LEE: Bruno Ascenzo: "Soy gay desde que tengo uso de razón y soy feliz de serlo"]