Los chats de Vizcarra y Hernández: El teléfono que habla

Registros de llamadas e intercambios de mensajes entre ambos empieza en 2013 y termina el 17 de octubre último

Foto: Cuarto Poder

Revisar el teléfono de una persona es como practicarle una autopsia en vida, todo queda al descubierto. Esta semana el fiscal  Germán Juárez quién investiga al presidente Martín Vizcarra por el presunto cobro de dos sobornos cuando era gobernador, ha tenido acceso a los teléfonos del exministro José Hernández. ambiental con imagen de Vizcarra y Hernández juntos.

Hernández es una pieza fundamental en la investigación porque habría sido el intermediario, el tramitador de la coima de un millón trescientos mil soles que presuntamente Vizcarra exigió al consorcio hospitalario Moquegua a cambio de otorgarle la licitación para la construcción del hospital regional. ambiental con Hernández solo.

Pero además ata la empresa del exministro José Hernández fue contratada por el gobierno regional para supervisar las dos obras en las que se le habría pagado sobornos a Martín Vizcarra: el hospital regional de Moquegua y el proyecto de irrigación lomas de Ilo, licitación ganada por la empresa Obrainsa que según dos delatores   habría pagado a Vizcarra una coima de un millón de soles.

Hernández estaba en todas y al parecer todos estaban en todo. El registro de llamadas y el intercambio de mensajes de Whatsapp entre Hernández y Vizcarra empieza en el año 2013 y terminan el 17 del mes pasado. siete años de vida y milagros y de una relación peligrosa y muy estrecha, metidos en un teléfono. de todo hay, incluidas referencias a las empresas que han reconocido haberle pagado sobornos a martín Vizcarra cuando era gobernador de Moquegua.

Conversación vía Whatsapp entre martín Vizcarra y José Hernández el 28 de mayo del año pasado. Vizcarra le reenvía a su amigo este tuit: “Noticia bomba. Chávarry tendría en su manos expediente y fotos de los cobros de presidente Vizcarra con empresa Obrainsa del club de la construcción. Tema está encarpetado en Fiscalia y por eso buscan sacarlo a toda velocidad de junta de fiscales supremos.”

A los seis minutos le responde Hernández, quien al parecer preguntó a la empresa Obrainsa: “Dice: es imposible nosotros no hemos entregado ni hablado con ningún fiscal al respecto. a renglón seguido: “de mi oficina tampoco. no hay nada de eso”, continúa hernández y le pregunta: ¿estás en lima?. En tarapoto responde Vizcarra. Y sigue Hernández, parece que volviéndole a reenviar el mensaje de un tercero: “La información extraoficial que se maneja es que el marqués (Ernesto Tejada Moscoso de Obrainsa) se acogió a la colaboración eficaz y la información que habría dado a cambio a la fiscalía, era que Obrainsa le había dado dos millones de dólares a Vizcarra cuando era presidente de la región Moquegua, además de pagarle un avión por 15 000 dólares. la fiscalía no hizo nada con esta info, ahora que Chávarry la va a soltar, el fujimorismo puede tomar eso para vacar a Vizcarra.

Se alista meche en la banca. Y termina con este mensaje Hernández: es falso¡¡¡¡. Martín Vizcarra no contesta nada por escrito. ¿Por qué Martín Vizcarra le manda precisamente a José Hernández este mensaje y por qué la respuesta de Hernández es la que es? La empresa Obrainsa estaba en la mira del ministerio público desde el 2017, es más en enero del 2018 se ordenó la detención de Elard Paul Tejada uno de los principales accionistas de la empresa por presuntos pagos indebidos a cambio de obras. En el 2019, fecha de esta conversación entre Vizcarra y Hernández, Obrainsa seguía investigada en el marco del caso el club de la construcción. aire con Chávarry cuando le echó en cara a Vizcarra las investigaciones que tenía pendientes.  Como recordarán pedro Chávarry ya ex fiscal de la nación estaba claramente enfrentado al presidente y el día de esta comunicación de whastapp entre Vizcarra y Hernández, la comisión permanente del pleno debatía su inhabilitación como fiscal supremo.

Alguien supuso que Chávarry le tenía su vuelto al presidente y que ese vuelto se llamaba Obrainsa. Nada pasó entonces, sí ha pasado hace dos semanas cuando dos aspirantes a colaboradores eficaces han declarado ante al fiscal Juárez atoche que Obrainsa pagó una coima a Vizcarra de un millón de soles a cambio de obtener la licitación del proyecto lomas de Ilo. “Dice es imposible no hemos entregado ni hablado con ningún fiscal al respecto. de mi oficina tampoco agrega Hernández”. Parece que algunos ya han hablado con el fiscal. Ahora tendrán que demostrar sus dichos y el fiscal corroborarlos.

El 26 de febrero del 2015 cuando Vizcarra ya no era gobernador de Moquegua ha quedado registrada esta otra conversación entre ellos. Vzcarra: “El martes viajo a Lima. Dile a Rafael que ya terminó febrero y hace un mes enero”. Ok le responde hernández. Seis meses despúes, el 7 de julio del 2015 Vizcarra, ya en campaña con PPK: “un favor, tienes el teléfono de Rafael Granados? Y hernández se lo manda.

Martín Vizcarra podría estarse refiriendo al mismo Rafael, a Rafael Granados señalado por tres aspirantes a colaboradores eficaces como el gerente de la empresa ICCGSA encargado de pagar otro soborno a Vizcarra cuando era gobernador de Moquegua. Según la declaración dada por tres delatores ante el fiscal Juárez, del equipo especial, en el 2013 Vizcarra exigió al consorcio hospitalario Moquegua 1 300 000 soles de soborno a cambio de otorgarle la licitación del hospital Regional. Aspirante a colaborador eficaz o13- 2018: “La persona encargada de hacer dichas entregas de dinero en efectivo era Rafael Granados de iccgsa.

El ingeniero Hernández se comunicaba por teléfono o por Whatsapp para solicitar el cumplimento del compromiso asumido. Los pagos se realizaron en su totalidad entre los años 2014 y 2016. Entre 6 y 8 oportunidades con Hernández en las oficinas de Iccgsa. Hubo también dos entregas directas al señor Vizcarra, una por Rafael Granados en las oficinas de Iccgsa y otra posterior por el ingeniero Fernando castillo”.

La última comunicación entre el presidente Martín Vizcarra y José Hernández data del pasado sábado 17 de octubre cuando ya se había abierto la caja de pandora. La semana anterior se había hecho público el presunto soborno de la empresa Obrainsa por el proyecto Lomas de Ilo y faltaba un día para que reventara otro presunto soborno, el de Iccgsa por el hospital de Moquegua. Vizcarra le envía a Hernández este pantallazo de una información publicada en el diario la república donde se adelantaba información sobre el soborno que le habría pagado Iccgsa. Y debajo escribe el presidente: Es increíble cómo pueden inventar tanta falsedad ¡y le pone exclamación. que conste en actas, no hay peor trámite que el que no se trata de hacer. Por supuesto Hernández ya no le contesta. su teléfono ya estaba en fiscalía.

Pero el teléfono de Hernández da para más, para mucho más. No solo es útil para la investigación fiscal. Además, perfila y evidencia su estrecha relación al menos desde el 2013: viajes con las familias a Azpitia, intercambios de memes, fotos lúdico festivas, mensajes personalísimos para explicar por qué no podía viajar desde Canadá cuando aquí las papas estaban carbonizadas. Y está también registrado y contado en primera persona un episodio del que mucho se ha hablado y que el teléfono de Hernández desnuda sin pudor.

El comportamiento de Vizcarra en la caída de PPK y sus relaciones con el fujimiorismo. Conversación de whatsapp entre Vizcarra y Hernández. 3 de febrero del 2018. Ppk se había salvado de una vacancia antes de las navidades canjeando votos por indulto a Alberto Fujimori.  En esa ocasión Vizcarra voló desde Canadá para acompañar a su presidente y mentor. el indulto concedido a Alberto Fujimori hizo que inmediatamente bancadas que no habían apoyado la primera vacancia empezaran a pedir la segunda. Tres de febrero del 2018. “Amigo cuando vienes? pregunta Hernández. El jueves responde Vizcarra y continúa: “El presi me ha pedido que renuncie a la vicepresidencia. ¿Qué opinas? Su amigo, que ya no era ministro de agricultura, responde: “¿Qué? Vizcarra: “Dice que si va él, mejor nos vamos los tres”. Hernández: “Olvídate de eso”. Ok, nos reunimos allá propone Vizcarra. Antes de hablar con él apostilla Hernández y Vizcarra acota: “Diles que no voy a renunciar, pero que hagan las cosas bien, sin precipitaciones y respetando con holgura los plazos legales para cada acción. Que no se vea como un atropello”. Que no se vea, no que no sea un atropello. Detalles siempre interesantes del lenguaje. “Ok, eso haré”, escribe solícito Hernández. Cinco días después Vizcarra le envía este video a Hernández. Debido a un temporal de nieve no hay vuelos Canadá-Lima. El 11 de febrero Hernández le vuelve a escribir: “Amigo estás en lima”, “Sí”, responde vizcarra , “Salgo un día a Moquegua, mañana a medio día estoy de regreso”. “Hablaste con CA?” pregunta Hernández en referencia a César Acuña. “No, con Villanueva”, escribe Vizcarra. César Villanueva fue quién impulsó la segunda vacancia a PPK que se agendó para debate un mes y medio después de esta conversación. y continúa Hernández: “Si puedes llama a HB y dale tranquilidad”. En referencia al entonces congresista fujimorista Héctor Becerril. y sigue Vizcarra. “Tú eres mi contacto para ello y manda su carita feliz y todo. Menos exposición esmejor”.

Hernández responde con un emoticono y escribe, “Mensaje de HB: Cuando lo cierren lo conversamos personalmente porque solo falta eso, si eso está cerrado entonces nosotros damos el paso”. Y entre paréntesis (se refiere a APP, a alianza para el progreso). Las conversaciones siguen mientras PPK iba camino al cadalso y Vizcarra miraba desde el hemisferio norte. Conversación del 20 de marzo del 2018, a dos días de la votación de la segunda vacancia a ppk; el dia que se hicieron públicos los kenyivideos:  “Qué tal bomba”, escribe Hernández. “Cómo ves la situación”, le pregunta Vizcarra desde Canadá. Se tiene lo votos responde su amigo del sur. Al día siguiente antes del mensaje de renuncia de ppk, Hernández escribe: “¿Te llamó el presi?”, “Hablé sobre eso”. Lo único que te pido es que uses la banda que te haré llegar.

Hable el tema: “Lo verán tan pronto reciban la carta. les dije que tú llegabas mañana en la noche. ya tengo tu banda”. Paradojas del destino el que le regaló una banda se puede acabar quitando o al menos ensuciándola tanto que ni la mejor lejía la vuelve en sí. Hernández se perfila como el nexo entre martín Vizcarra y el fujimorismo con el que al parecer tuvo muy buenas relaciones antes de ser y hasta poco tiempo después de ser presidente. El 21 de junio con ppk ya electo presidente pero a siete días de juramentar el cargo, Hernández le escribió a Vizcarra: “Urgente una reunión previa en con ppk y KF esta noche en un lugar privado? KF, Keiko Fujimori. Vizcarra no contesta. a los pocos días Hernández vuelve a sacar de paseo su atuendo de intermediario vocacional. en agosto de ese mismo año el 2016 recién estrenado el gobierno de ppk según los whatsapp, Hernández coordina una reunión entre Vizcarra y Héctor Becerril y Vizcarra accede a recibirlo en el ministro de transportes.

Otra cosa que ratifica la data del teléfono que José Hernández ha entregado al fiscal Germán Juárez Atoche es que Martín Vizcarra se reunió con el empresario Antonio Camayo procesado por su vínculo con la organización criminal los Cuellos blancos del puerto. Hernández organizó la reunión en su casa: 30 de mayo del 2017, siendo Vizcarra ministro y vicepresidente. Le escribe a su amigo para no siempre, “¿Nos reunimos hoy? ¿Con quienes? Va Edmer, Pepe Vega, Wong y Antonio Camayo. Allá nos vemos, ya estamos”.

En otra oportunidad también se registra otra reunión con Camayo ya con el apellido bien escrito. Lo que también brota a borbotones de estas conversaciones es la predisposición del presidente por atender los favores que le piden sus amigos, en este caso Hernández. Solo como muestra. 13 de marzo del año pasado. Hernández escribe al presidente: Hola estimado presi: mucho te agradeceré me contactes con la ministra Minsa, con el objeto de que me acepta resolver de mutuo acuerdo los contratos que tenemos con Pronavis (se refiere a su empesa supervisora ATA) es imposible concluirlos bien debido a la intransigencia de sus profesionales. Cómo acabó este cuento no sabemos porque se reunían con mucha frecuencia tanto en palacio como en el departamento que el presidente tiene en san isidro. “Sube a mi departamento”, es la frase recurrente.

El fiscal Juárez a cargo de la investigación, citó este martes al presidente Vizcarra a su despacho para tomarle declaración porque está en calidad de investigado. Él se salió por la tangente, argumentando un conflicto de competencia entre el equipo especial y la fiscalía anticorrupción. La fiscal de la nación, adicta a resolver no resolviendo, le respondió que ella no tenía facultades para dirimir ese conflicto. O sea te digo que no te digo nada o ya dije pero ahora digo otra cosa. La cuestión es que el presidente no acudió a la citación del fiscal Germán Juárez ni ha presentado abogado al proceso. José Hernández ha entregado a la fiscalía dos teléfonos, y ya ven que ha dado de sí uno, lo que hay en el otro es todavía un misterio. Otra autopsia en vida está en marcha y es solo el principio. cuidado con su teléfono. Tiene vida propia.