Caso Odebrecht: estos son los nombres clave de los que negociaron con Barata

‘Bandido’, ‘Chalán’ o ‘Darth Vader’ son solo algunos del denominados ‘codinombres’

Caso Odebrecht: estos son los nombres clave de los que negociaron con Barata

Jorge Barata desnudó los ‘codinombres’, apodos de los personajes con los que negoció

Se las sabía todas. Sobornos, inyecciones a las campaña y seudónimos para que nadie los detecte. Jorge Barata desnudó los ‘codinombres’, apodos de los personajes con los que negoció.

El hombre que doma al caballo, José Luis Nava Guibert, secretario de Alan García Pérez se ganó ese apelativo en los sistemas My Web Day y Drousys, a través de los cuales encriptaban sus pagos clandestinos. ‘Chalán’ fue la elección porque significaba cuidador de un equino de paso, en alusión al viejo sobrenombre del expresidente García, ‘caballo loco’.

El primero de los que fue descubierto, fue la sigla ‘OH’. No fue el más grande golpe de creatividad, pero sirvió para que Odebrecht impulse la campaña de Ollanta Humala con US$3 millones, antes de convertirse en presidente en 2011.

Bandido’ era el sobrenombre elegido para José Luis Nava Mendiola, hijo de Luis Nava, cabeza de la empresa de transportes Don Reyna, que tantas operaciones tuvo con las obras de Odebrecht. Barata le puso ese nombre clave, porque tenía el hábito de estar siempre armado, un detalle que le llamó la atención, US$500 mil es el aporte confesado.

Con Luis Alva Castro, Barata colocó las iniciales de su nombre LAC, pero no supo por qué acabó siendo Laque, lo que si no se había borrado del disco duro del ejecutivo brasileño, fue que le dio US$100 mil, para la campaña de Alan García en 2006, mientras que el Apra no necesito una denominación encriptada y quedó como Apra.

Barata habla que en las obras del gobierno apristas hubo un hombre clave en Ositran fue designado Juan Carlos Zevallos y desde su nombramiento en 2007, todo transitó viento en popa y los documentos fluyeron. Su sobrepeso hizo que sea llamado ‘Almohadita’, según el ex superintendente se le abonó US$700 mil.

José Miguel Castro se convirtió en ‘Budián’, un pez de boca alargada y de color verde, el mismo que tenía la agrupación Fuerza Social con Susana Villarán a la cabeza, la inyección fue de US$3 millones.

A Jorge Peñaranda le puso ‘Don Quijote’, exfundador de la consultora Alpha Consult recibió, según Barata, pagos de US$2,6 millones por estudios para Odebrecht sobre la Interoceánica Norte y Sur.

Finalmente eligió la Guerra de las Galaxias para llamar ‘Darth Vader’ a Dirse Valverde, exgerente del Gobierno Regional de Áncash, con quien negoció los pagos ilícitos para el exgobernador regional César Álvarez.

CONOCE MÁS | Caso Alan García: más detalles de la confesión de Miguel Atala

CONOCE MÁS | Caso Alan García: el rol de Luis Nava y Miguel Atala, según Barata