Un año después: El nuevo rostro del COVID-19

Al Perú, la enfermedad lo puso cara a cara con la desigualdad y el precario sistema de salud

Foto: Cuarto Poder

Un año ha pasado desde que el mundo conoció el COVID-19 y los seres humanos tuvimos que cambiar radicalmente sus rutinas y formas de vivir.

Al Perú, la enfermedad lo puso cara a cara con la desigualdad y el precario sistema de salud. Según el Centro Nacional de Epidemiología, los datos son alarmantes.

Se han registrado, desde el primer caso, 1 millón 349 847 casos positivos, 14 839 personas hospitalizadas, 2176 personas que luchan por sus vidas y 47 306 fallecidos.

En el Perú se han registrado variantes como la británica y la de Manaos, o también conocida como la brasileña.

Ahora, los infectados ya no solamente son adultos mayores o personas con comorbilidad, sino también un gran número de jóvenes e incluso adolescentes.

Según cifras del Minsa, en un año los casos de COVID-19 en niños de 0 a 11 años suman 44 792 y en adolescentes de 12 a 17 años es de 37 870.

La segunda ola está a punto de arrasar con el sistema de salud, la falta de oxígeno es clamorosa y la vacuna llega a cuentagotas. A un año de la pandemia solo queda no bajar la guardia: el panorama es incierto.

ETIQUETAS: