Braian Romero, de quedar impedido de caminar a ganar la Sudamericana como goleador

Braian Romero, delantero argentino de 29 años. | Foto: AFP/Video: DirecTv Sports

Conoce qué enfermedad sufrió Braian Romero

El delantero argentino Braian Romero se consagró este sábado como máximo goleador de la Copa Sudamericana 2019 al marcar 10 tantos en 9 partidos con Defensa y Justicia, un logro que celebró a rabiar y más por la alegría de vivir tras padecer una artritis reumatoide que le impidió caminar hace 9 años.

El máximo anotador del certamen continúa siendo Eduardo Vargas, que en 2011 anotó 11 como jugador de la Universidad de Chile.

Romero, hoy con 10 dianas, y el chileno Humberto 'Chupete' Suazo en 2006 para Colo Colo, quedaron a un gol de igualar el registro de Vargas. 

El artillero argentino que este sábado convirtió el segundo gol del triunfo por 0-3 ante Lanús, pasó su más dura prueba cuando enfermó y dejó de caminar. 

Al hoy atacante del Defensa y Justicia le detectaron en noviembre del 2012 un problema de salud en los huesos que le afectó el nervio ciático, después de que un terrible dolor en el sacro lo despertara de una siesta.

Estuvo sin jugar por un año y medio, estando hospitalizado 15 días sin poder moverse y duró tres meses sin poder caminar.

Después, por recomendación médica, el presidente del club Acassuso, donde jugaba, y el capitán del equipo se reunieron con él para comunicarle que no podría jugar más al fútbol debido a su enfermedad.

El dolor físico y el del alma por la artritis reumatoide que lo aquejaba lo hicieron trizas, pero se aferró a su fe en Dios y al amor de su esposa Romina para salir adelante. Y para sorpresa de todos, Romero se levantó y caminó. 

Después de luchar por más de un año y medio, de tomar tres pastillas por día y un corticoide por semana, Romero decidió dejar de medicarse y empezó a mejorar, eso sí, aferrado cada día más a la fe y a la sanación.

Poco a poco empezó a ejercitarse y se dio cuenta de que ya nada le dolía y podía caminar, trotar y correr. "Gracias a Dios yo me puse bien. Fue un milagro", lo describe Romero, el delantero más letal de esta Copa Sudamericana 2020 y que ahora disfruta con alegría su presente deportivo.

Tras su paso por el Acassuso, Romero jugó para el Colón, Argentinos Juniors, Independiente de su país y en el Athletico Paranaense hasta que llegó al Defensa y Justicia.

Le marcó tres goles al Coquimbo Unido en la semifinal y sus anotaciones llevaron al 'Halcón' a volar a lo más alto gracias a sus aciertos y puntería en las redes contrarias. 

A la decisión jugada hoy en Córdoba, llegaron con opciones de alcanzar en la cima al ariete argentino, su compatriota Nicolás Orsini, de Lanús, con 6 goles; y Gilberto, del eliminado Bahía, con la misma cantidad. EFE

Deja un comentario