Dakar 2018: Lavigne reveló proyecto de reforestación en Madre de Dios

Director del Dakar explicó que son conscientes de la huella de carbono que dejan

Después de 5 años de ausencia, Perú recibirá el rally Dakar 2018, una competencia que promete ser de alta exigencia por la desafiante geografía del país, pero respetuosa del patrimonio arqueológico y del medio ambiente.

El director del Dakar, Etienne Lavigne explicó que son conscientes de la huella de carbono que deja una competencia de esta naturaleza, pero la compensan al 100% a través de proyectos de reforestación amazónica en Madre de Dios, una región de Perú altamente golpeada por la minería ilegal y que el el papa Francisco visitará en enero próximo.

[Marc Coma definió regreso del Perú al Dakar como "sinónimo de calidad"]

"El Dakar es un evento precursor frente a otros grandes eventos deportivos de nivel mundial. Desde fines de 2010 conocemos el peso de nuestro impacto (de) carbono directo, y por eso a partir de 2011 empezamos a compensar", precisó. 

El Dakar también será ocasión para promover el turismo. "Ayuda a mostrar el Perú como buen territorio para turismo de aventura, un segmento que crece a nivel mundial. La exposición que va a tener el Dakar, va a ayudar a la imagen del país", consideró el presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Fredy Gamarra.

Por su parte, el director deportivo del Dakar, Marc Coma, detalló que la ruta respetará zonas como la Reserva Nacional de Paracas, los geoglifos de Nasca o el Lago Titicaca, sectores que especialistas habían considerado en riesgo en ediciones anteriores.

"Muchos de los impactos no son por los pilotos sino por quienes van a ver (la carrera) y se creen pilotos y entran por las dunas para llegar rápido a las áreas protegidas. Por eso, las medidas preventivas a través de señalizaciones y rutas para acercarse a las áreas naturales protegidas, van a ser parte del legado de los organizadores", dijo el jefe del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp), Pedro Gamboa.