Real Madrid venció 2-1 a Sporting en Lisboa y avanzó en la Champions

Varane y Benzema hicieron los goles

El Real Madrid ofreció una imagen pobre, alejada del éxito de hace tres días en el estadio Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid, y, con un gol de Karim Benzema en el minuto 87, ganó 1-2 al Sporting de Portugal y selló su pase a los octavos de final de la Champions League.

El francés, suplente como el pasado sábado, apareció al final del encuentro para rescatar a un equipo gris, sin muchas ideas pero que salió con vida de Lisboa después de firmar un encuentro extraño en el que el resultado fue lo único positivo para los hombres de Zinedine Zidane.

Y es que la resaca del derbi abrió un debate interesante en el Real Madrid. Lisboa, la ciudad en la que los blancos ganaron su décima Copa de Europa y en la que Cristiano Ronaldo comenzó su andadura profesional hace más de una década, recibía al equipo del técnico francés, con una lupa encima para vigilar si Zidane se atrevería a repetir la alineación del Calderón.

Enfrente, el Real Madrid tenía a un buen equipo que tal vez tenga menos puntos de los que merece. Ya plantó cara en el Santiago Bernabéu, con una derrota en el último instante cuando ganaba 0-1 en el minuto 83. El Sporting de Portugal es un equipo molesto para los rivales con jugadores desequilibrantes como Gelson Martins, que incordió muchísimo a Marcelo.

Sin la inspiración madridista y con el orden portugués, los primeros 45 minutos se resumieron con un único disparo entre los tres palos del Real Madrid que acabó en gol. Lo marcó Raphael Varane, después de una falta sacada por Modric que remató mal Cristiano para dejar el balón en los pies del francés. Entonces, solo delante de Rui Patricio, abrió con comodidad el marcador.

Ese fue todo el bagaje ofensivo del Real Madrid, que entonces se encomendó a Sergio Ramos para marcharse al descanso con ventaja. El central sevillano apareció de manera providencial en un disparo de Bruno César que desvió cuando la pelota entraba en la portería de Keylor Navas.

Esas dos ocasiones, una para cada bando, junto a otra de Bruno César que estuvo a punto de sorprender a Navas en una falta, fue lo más destacable de una primera parte en general demasiado táctica y algo tediosa.

La vuelta al césped fue accidentada para el Real Madrid, que en los primeros minutos sufrió el empuje de su rival y dos incidentes que acabaron con Gareth Bale fuera del campo por lesión. Antes, Marcelo dio un susto, pero pudo continuar. El galés, con el tobillo derecho dolorido, no.

Las sustituciones durmieron el choque y el Sporting, en otro arranque, pareció firmar su condena por una acción infantil de Joao Pereira, que empujó a Mateo Kovacic para hacerse con el balón y sacar rápido una falta. El croata tal vez exageró su caída y el juez de línea, a pocos centímetros de la jugada, decidió la expulsión del jugador luso.

Con uno menos sobre el campo, los hombres de Jorge Jesús no se rindieron. El Real Madrid, pese a jugar con uno más, mostró una imagen pobre, sin un dominio total del encuentro, con falta de ocasiones y con la incertidumbre de sufrir un posible empate ante un equipo mermado.

Entonces, apareció Fabio Coentrao. Marcelo dejó su hueco en el campo al portugués y poco después de salir al campo provocó un penalabsurdo. El ex jugador del Benfica, con los brazos en alto mientras estaba dentro del área, recibió un pelotazo que no admitía dudas: pena máxima que marcó Adrien Silva.

Con diez minutos por delante, el equipo de Zidane intentó arreglar un desaguisado que le dejaba sin opciones de ser primero grupo. Con la victoria del Dortmund, los blancos estaban clasificados pero no podían ser primeros. Y, cuando todo parecía destinado a un último partido sin historia ante los alemanes en el Bernabéu, apareció Benzema.

El francés, a falta de tres minutos, hizo el 1-2 en el segundo disparo a portería del Real Madrid en todo el partido. Efectividad cien por cien. El cuadro madridista se clasificó para octavos pero ofreció una mala imagen que desterró el éxito del Calderón. El equipo de Zidane parece bipolar.

[PREVIA]

El Real Madrid visita el martes al Sporting de Portugal (2:45pm. / Espn 2) en la quinta jornada de la Champions League buscando el punto que le dé el pase a los octavos de final de la competición.

Los blancos acuden al estadio José Alvalade como segundos del grupo F con ocho puntos, a dos del líder, el Borussia Dortmund, con el que podría disputarse la primera plaza de la llave en la última jornada de la fase de grupos si ambos ganan este martes.

Un empate asegura el pase del Real Madrid a la siguiente fase, pero en este caso, una victoria de los alemanes ante el Legia de Varsovia, les garantizaría el primer puesto a los germanos.

Cristiano Ronaldo vuelve a enfrentarse al equipo que le formó con el corazón dividido ya que el pase de los blancos, supone la eliminación automática del Sporting de Portugal, al que sólo le vale una victoria para seguir teniendo esperanzas.

El luso tendrá además una nueva oportunidad para intentar convertirse en el primer hombre en alcanzar la barrera de 100 goles en Liga de Campeones, de la que sólo le separan cuatro tantos (lleva 96 goles contando todas las fases de la competición).

Equipos probables:

Sporting de Portugal: Rui Patricio – Schelotto, Coates, Semedo, Zeegelaar – Williams Carvalho – Gelson Martins, Adrien Silva, Bruno César, Bryan Ruiz – Bas Dost. Entrenador: Jorge Jesús.

Real Madrid: Keylor Navas – Carvajal, Varane, Sergio Ramos (o Nacho), Marcelo – Modric, Kovacic – Lucas Vázquez (o Benzema), Isco, Bale – Cristiano Ronaldo. Entrenador: Zinedine Zidane (FRA). 

Comenta