Venezuela: Maduro denuncia que EE.UU. quiere asesinarlo e implica a Brasil

Mandatario acusó al asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca de dirigir un plan para matarlo y dice que jurará su cargo en enero y no aceptará "chantaje" diplomático

Venezuela: Maduro denuncia que EE.UU. quiere asesinarlo e implica a Brasil

(Foto: AFP)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, dirige un plan desde Estados Unidos para asesinarlo y poner fin a la llamada revolución bolivariana instaurada en el país desde 1999 y que implica el apoyo de Brasil. "Hoy vengo otra vez a denunciar el complot que desde la Casa Blanca se prepara para violentar la democracia venezolana, para asesinarme y para imponer un Gobierno dictatorial en Venezuela", dijo el jefe de Estado en rueda de prensa.

Aseguró que los supuestos conspiradores asignaron "nuevamente" a Bolton como jefe del complot "para llenar de violencia Venezuela y para buscar una intervención militar extranjera, un golpe de Estado, asesinar al presidente Maduro e imponer lo que llaman ellos un consejo de gobierno transitorio". Según Maduro, el asesor estadounidense ha estado asignándole misiones al presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, "para provocaciones militares en el sur de Venezuela, en la frontera" que comparten ambos países.

"Hamilton Mourao (vicepresidente electo de Brasil) declara todos los días como presidente paralelo en Brasil (…) todos los días fija la pauta de lo que va a ser la política de ese gobierno (…) todos los días dice que va a invadir a Venezuela, que Brasil va a utilizar sus fuerzas militares", dijo.

El líder chavista dijo que en cambio a Bolsonaro "casi ni se le oye la palabra, la voz" y auguró que entre ambos países "va a haber paz y cooperación" pese a que el vicepresidente brasileño, dijo, es un "loco cobarde". Sin embargo, reiteró que el plan de Bolton para asesinarlo "ya está en desarrollo" y para ello "prepara varios lugares donde se están entrenando fuerzas mercenarias y paramilitares junto a Colombia".

"El gobierno de Colombia de Iván Duque que no quiere relaciones diplomáticas, ni políticas, ni de comunicación con el gobierno legitimo de Venezuela; es cómplice del plan de John Bolton para traer violencia a nuestro país y así lo denuncio y nuestra Fuerza Armada tiene que estar cada vez más preparada", subrayó.

Maduro aseguró contar con información de inteligencia obtenida por su Gobierno según la cual se "está entrenando un grupo paramilitar denominado el G8" en el departamento colombiano del Norte de Santander. "Se están entrenando 734 mercenarios, entre colombianos y venezolanos para en cualquier momento hacer acciones llamadas de 'falsos positivos' (…) hacer ataques a unidades militares en la frontera e iniciar una escalada violenta que confunda a la opinión pública y justifique cualquier otra acción militar contra Venezuela", detalló.

También dijo que su Gobierno maneja la información de que se están entrenando "fuerzas de comando" en la Base de la Fuerza Aérea Eglin en los Estados Unidos "para una agresión quirúrgica contra bases aéreas y bases militares venezolanas". El objetivo de este último grupo sería, señaló, "desembarcar, tomar, neutralizar la Base Aérea Libertador de Palo Negro, la Base Naval de Puerto Cabello y la Base Aérea de Barcelona ubicadas en las costas del centro y este del país.

No aceptará "chantaje" diplomático

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que tomará juramento de su cargo el próximo 10 de enero para un nuevo período hasta el año 2025 y que no aceptará "chantaje" diplomático en vista de la posibilidad de que algunos países retiren sus embajadores por considerar ilegítima su reelección. "Los gobiernos que hagan lo que quieran, si se quieren ir de Venezuela con sus embajadores, que se vayan todos, que se vayan. A Venezuela no la va a chantajear nadie", dijo el líder chavista durante una rueda de prensa en Caracas.

Aseguró que seguirá rigiendo los destinos del país con las mayores reservas de petróleo del mundo "por lo menos hasta el 10 de enero del 2025" porque, bromeó, todavía no sabe si dentro de seis años aspirará a un tercer período. "Quien se quiera ir con su embajador, ahí está el aeropuerto de Maiquetía (que sirve a Caracas). Váyase de aquí. Ahora, el que se quede, se queda respetando a Venezuela (…) pero a mí no me va a venir ningún embajadorcillo a ponerme la cara, o respeta o se va, allá ellos", prosiguió.

Pese a que numerosos países no reconocen las elecciones del 20 de mayo, en las que no participó el grueso de la oposición y según las cuales Maduro fue reelegido con el 68 % de los votos, el líder de la Revolución Bolivariana se consideró hoy como un gobernante democrático. "Venezuela tiene suficientes amigos en el mundo que nos respetan y nos quieren. Las más importantes potencias de este mundo nos respetan y nos apoyan y nos quieren", agregó.

EFE

LEEEE.UU.: Michael Cohen, exabogado de Trump, fue condenado a tres años de prisión

LEEChérif Chekatt, el autor del tiroteo en Estrasburgo que dejó 3 muertos y 12 heridos