Piñera: "Grupos muy minoritarios" buscan boicotear el histórico plebiscito

"Dentro del gabinete hay algunos que se inclinan por el 'apruebo' y otros por el 'rechazo' y yo respeto todas las posiciones", señaló el presidente de Chile 

Piñera: Grupos muy minoritarios buscan boicotear el histórico plebiscito

 El presidente de Chile, Sebastián Piñera, aseguró este domingo que hay un "grupo muy minoritario" que busca "obstaculizar" y "boicotear" el histórico plebiscito sobre una nueva Constitución, considerada la votación más importante desde el retorno a la democracia en el país.

"¿Quiénes son? Los mismos que quemaron el metro, que quemaron las iglesias, que no creen en la democracia. Esos grupos van a intentar obstaculizar y boicotear, pero estoy absolutamente convencido de que no lo van a lograr", afirmó el mandatario.

"La inmensa mayoría de los chilenos quiere vivir en paz, quiere que nuestra democracia sea ejemplar", agregó, tras depositar su voto en el colegio San Francisco Los Dominicos, en el este de Santiago.

Preguntado este domingo por su postura, Piñera se limitó a decir la frase que ha repetido desde que se convocó el plebiscito el pasado noviembre: "La inmensa mayoría de los chilenos queremos cambiar, modificar y perfeccionar nuestra Constitución".

La oposición de izquierdas es partidaria del cambio, mientras que los cuatro partidos de derechas que integran la coalición gubernamental están divididos, siendo la ultraconservadora UDI la más defensora del "rechazo".

"Dentro del gabinete hay algunos que se inclinan por el 'apruebo' y otros por el 'rechazo' y yo respeto todas las posiciones (...) No es ni ha sido ni va a ser el gabinete del 'rechazo', es el gabinete de todos los chilenos", dijo Piñera.

Cerca de 14,8 millones de chilenos decidirán en las urnas si quieren o no reemplazar la actual Carta Magna, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet, y qué órgano debería redactar el nuevo texto.

El plebiscito, que tenía que haberse celebrado en abril pero fue pospuesto por la pandemia, fue consensuado por las fuerzas políticas como salida a la grave crisis social que estalló en octubre de 2019 contra la desigualdad y que dejó una treintena de muertos y miles de heridos.

EFE