Estados Unidos enfrenta otro problema además del coronavirus: avispones asesinos gigantes

Avispones asiáticos, que no se sabe cómo llegaron a EE. UU., son una seria amenaza para el ecosistema

Estados Unidos enfrenta otro problema además del coronavirus: avispones asesinos gigantes

Estados Unidos enfrenta otro problema además del coronavirus: avispones asesinos gigantes. Foto: WSDA

Además de ser el foco de la pandemia del coronavirus en el mundo, Estados Unidos (que llora a cerca de 70 000 muertos por COVID-19) se enfrenta a una nueva amenaza: avispones asiáticos, a los que también se les conoce como avispones “asesinos”, han sido vistos en Washington y son una seria amenaza para el ecosistema.

Foto: Washington State Department of Agriculture

¿Cómo son estos insectos?
Estos insectos, con ojos enormes y una picadura venenosa, se caracterizan por decapitar a las abejas y llevar su cuerpo acéfalo como comida de sus crías. Su nombre científico es Vespa mandarinia y la extensión de sus alas abiertas de 7.5 cm. Tienen grandes cabezas de color amarillo, con poderosas pinzas, prominentes ojos negros y un abdomen rayado entre el negro y el amarillo. 

Apicultores de la capital estadounidense reportaron cuerpos sin cabeza de abejas, cuya población ya venía decreciendo en los últimos años. Según New York Times, los avispones asiáticos utilizan sus mandíbulas con forma de aletas de tiburón para decapitar a las abejas.

Este insecto de más de 5 centímetros de largo es el avispón más grande del mundo. Varias picaduras de una avispa asiática, según expertos de la Universidad Estatal de Washington, pueden matar a un ser humano, por ello, los investigadores los han apodado como “avispones asesinos”. Ante esta amenaza, el Departamento de Agricultura del Estado de Washington (WSDA) intentará exterminarlas antes de que desaparezcan a todas las abejas de la zona, que cumplen un papel fundamental en la agricultura.

¿Son un peligro para los seres humanos?
Los seres humanos no son un blanco de estos avispones, pero el dolor de su picazón es casi insoportable, ya que cuentan con un veneno que es siete veces mayor al de las abejas convencionales y es justo por esta cantidad que múltiples picazones pueden llevar a la muerte a quienes la padecen.

"Es improbable que una picadura cause problemas graves a la mayoría de las personas [a menos que sean alérgicas], pero las picaduras múltiples pueden desencadenar insuficiencia orgánica y causar la muerte en casos raros, dada la naturaleza tóxica del veneno y el hecho de que pueden picar repetidamente", reveló el WSDA a BBC Mundo.

Por otro lado, la revista Clinical Toxicology informó en el 2006 que en Japón mueren al año entre 30 y 50 personas por las picaduras de estos avispones.

¿Cómo llegaron a EE. UU.?
No se sabe con exactitud cómo llegaron estos insectos, nativos de Asia, a las Américas, aunque los científicos plantean que muchas veces son transportados en carga internacional, en algunos casos deliberadamente, señaló Seth Truscott, de la Facultad de Ciencias Agrícolas, Humanas y de Recursos Naturales de la WSU.

Según informó The New York Times, el avispón gigante fue visto por primera vez en diciembre y nuevamente el mes pasado, cuando las avispas reinas emergen de la hibernación para construir nidos y formar colonias. “Los avispones son más destructivos a fines del verano y principios del otoño cuando están buscando fuentes de proteínas para criar las reinas del próximo año”, afirmó Truscott.

Foto: Andina

Con información de Andina

LEE: Trump niega que EE. UU. esté vinculado con supuesto complot para derrocar a Maduro

LEE: Principal epidemiólogo de Estados Unidos descarta que coronavirus surgiera en laboratorio