Colombia se suma a la lista de países en convulsión política y social

Marchas multitudinarias se han sucedido en distintas calles de las principales ciudades del país

Ocurrió en Colombia. Foto: Cuarto Poder

Esta semana, Colombia se convirtió en otro de los países sudamericanos que vivió, y aún vive, largas jornadas de protesta con actos de violencia.

Aunque inicialmente las marchas convocadas para el jueves fueron pacificas, hubo amenazas de saqueos, enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y la policía asegura que hay unos 160 detenidos como producto del llamado paro nacional que continuó el viernes y sábado con el reporte de un herido con arma de fuego.

Fueron afectadas 76 estaciones y 79 buses del Transmilenio. Se decretó el toque de queda para el jueves y viernes en las principales ciudades colombianas. La presencia de militares en las calles causó mayor indignación. Y se denunció que las fuerzas del orden estaban reprimiendo las concentraciones en un acto inconstitucional.

El viernes un coche bomba mató a tres personas en el departamento del Cauca. Aunque este acto terrorista no ha sido relacionado con las protestas ha conseguido aumentar la sensación de caos en el país norteño.

El presidente Iván Duque reportó policías heridos y la oposición acusó al gobierno de promover la violencia. Los cacerolazos se convirtieron en la nueva forma de
protesta.

Ayer sábado hubo una de estas manifestaciones frente a la casa del presidente Duque que llegó al poder hace 15 meses.

Las manifestaciones buscan evitar las reformas en la economía, la educación y medidas de flexibilización laboral anunciadas por el gobierno, lo que motivó el levantamiento de grupos sindicales, universitarios, indígenas, agrupaciones civiles y familiares de las decenas de líderes sociales desaparecidos desde que Duque asumió el mandato.

Se exige la implementación del acuerdo de paz firmado con las Farc el 2016. Asimismo se acusa al régimen de no haber informado sobre las consecuencias de un ataque contra un bastión subversivo, en el que murieron menores de edad.

Ayer sábado el presidente Duque anunció que iniciaría una Conversación Nacional con todos los sectores sociales y políticos en busca de la Paz. Mientras tanto permanece el descontento en un país polarizado y con grandes desigualdades.

LEE TAMBIÉN: Gobierno del Perú condena el atentado frente a estación de policías en Colombia