Afganistán: atentado con coche bomba deja al menos 34 muertos

Un automóvil estalló frente a un banco de Lahskar Gah. Los talibanes han reivindicado el ataque

Afganistán: atentado con coche bomba deja al menos 34 muertos

Atentado en Afganistán deja más de de 30 muertos. Video y foto: AFP

Un coche bomba causó al menos 34 muertos al estallar este jueves frente a un banco de Lahskar Gah, en el sur de Afganistán, mientras civiles y militares hacían cola para cobrar sus salarios, declararon responsables locales. La explosión, que también dejó unos 60 heridos, tuvo lugar hacia el mediodía ante una sucursal del New Kabul Bank, en el centro de la capital de la provincia de Helmand.

[LEE: Afganistán: al menos 80 muertos y 300 heridos por atentado en Kabul]

Un portavoz de los talibanes, Qari Yusuf Ahmadi, reivindicó el atentado y dijo haber matado a "73 militares y policías", aunque esa cifra debe tomarse con cautela ya que los insurgentes suelen exagerar los balances de víctimas de sus ataques. 

El servicio de prensa del gobernador de Helmand, que dio un balance de 34 muertos y 58 heridos, aseguró por su parte que "la mayoría de las víctimas son civiles, entre ellos mujeres y niños".

Imágenes tomadas poco después de la explosión muestran cuerpos mutilados, amontonados apresuradamente en la parte trasera de los pick-ups de la policía. El portavoz de la policía, Salam Afghan, indicó que los cuerpos de algunas víctimas son imposibles de identificar. 

[LEE: Estados Unidos lanzó poderosa bomba no nuclear en Afganistán]

El atentado se llevó a cabo con un coche bomba, explicó el responsable de la policía provincial, Aqa Noor Kentoz, a la televisión Tolo News. "Los civiles y los militares esperaban en fila india para poder cobrar sus salarios" cuando explotó el vehículo, precisó.

La misma sucursal del New Kabul Bank había sido blanco de dos ataques en los últimos años. El primero, en diciembre de 2014, causó 12 muertos, incluidos los cinco asaltantes. 

Y el segundo, un acto reivindicado por los talibanes el pasado mes de febrero, se produjo en circunstancias similares al de este jueves: un kamikaze se hizo estallar mientras los clientes esperaban para cobrar sus salarios, dejando seis muertos y una veintena de heridos. (AFP)