Miss Universo: Mexicana Andrea Meza ganó y peruana Janick Maceta quedó como segunda finalista

Meza fue coronada Miss Universo en Florida en una ceremonia en la que la representante de Birmania denunció el sangriento golpe militar en su país

Miss Universo: Mexicana Andrea Meza ganó y la peruana Janick Maceta quedó como segunda finalista. Video: Cuarto Poder

La mexicana Andrea Meza fue coronada Miss Universo este domingo en Florida, en una ceremonia en la que la representante de Birmania denunció desde el escenario el sangriento golpe militar en su país.

El certamen volvió a celebrarse después de que en 2020 fuera cancelado por primera vez debido a la pandemia de coronavirus.

Meza, de 26 años, terminó primera por delante de las representantes de Brasil y Perú, las otras dos finalistas, en una gala presentada por el actor estadounidense Mario López y la ex-Miss Universo Olivia Culpo.

Las exparticipantes en este certamen Cheslie Kryst, Paulina Vega y Demi-Leigh Tebow (quien ganó el título en 2017) hicieron de analistas y comentaristas, mientras que un panel de ocho mujeres determinó la ganadora de este año.

Enfundada en un vestido de noche rojo brillante, Meza caminó con lágrimas en los ojos por la pasarela como Miss Universo por primera vez, antes de abrazarse en grupo con las otras competidoras.

Meza superó a más de 70 concursantes de todo el mundo en la 69ª gala de Miss Universo, celebrada en el Hard Rock Hotel & Casino en Hollywood, en Florida. 

En los días previos a la competencia final, Miss Birmania, Thuzar Wint Lwin, quien se coló entre las 21 finalistas, usó su tiempo en el escenario para llamar la atención sobre el golpe de Estado en su país.

"Nuestra gente está muriendo y recibiendo disparos de los militares todos los días", dijo durante su video biográfico, en el que mostraba fotos de ella participando en las protestas antigolpistas. "Por lo tanto, me gustaría instar a todos a hablar sobre Birmania".

La representante birmana ganó el premio al mejor traje nacional. Durante ese parte del certamen, la concursante apareció con un cartel en el que se leía "recen por Birmania".

El 1 de febrero, militares derrocaron a la líder civil Aung San Suu Kyi. 

Al menos 796 personas han muerto a manos de las fuerzas de seguridad desde entonces, según una ONG local, mientras que casi 4000 personas están en prisión.