Cuando Corea del Norte eliminó a Italia de un Mundial

Ocurrió en la Copa Inglaterra 1966, 13 años después de una guerra, aún con rezagos emocionales en los coreanos.

Entre los años 1950 y 1953, se libró una guerra en la península de Corea, donde la Unión Soviética por el lado norte y los Estados Unidos, por el lado sur, tras un "empate militar", acordaron la coexistencia de dos sistemas distintos en la península y su división en torno al parelelo 38°.

Trece año después, Corea del Norte, de destructura estalinista y aún bajo el mando de 
Kim Il Sung, llegaba al Mundial de Inglaterra 1966. Fue su primera y hasta ahora, su mejor participación en una Copa del Mundo.

El país se encontraba en plena expansión económica - por medio de las grandes infraestructuras y la industria pesada - tras los destrozos sufridos por la guerra. La dictadura, como cualquier otra, tascendía terros políticos o militares. Repercutía en lo deportivo.

Es ahí donde apareció la selección norcoreana, bajo el nombre de 'Equipo Chollima', y con una mentalidad puesta en librar una "guerra futbolística. Incluso surgió un himno, el cual hacía frente a todas las adversidades: "Podemos vencer a cualquiera, también a los más fuertes".

 

Y vaya que pudieron con los más fuertes. Integraron el grupo B del Mundial, junto a la Unión Soviética, Chile e Italia. Pero Corea del Norte no solo la tuvo difícil en el campo de fútbol, también fuera de este, como en el aeropuerto.

Tuvo un frío recibimiento en Middlesbrough, pues años atrás había sido enemigo de Ingalterra en la Guerra de Corea. No existían relaciones diplomáticas y hasta se discutió si la bandera norcoreana y su himno, estarían presentes en el estadio.

Pero todo eso quedó atrás e incluso los pobladores de Middlesbrough se encariñaron con aquella selección, gracias a su juego distinto, rápido y audaz. Juego que los llevó a los cuartos de final de ese Mundial.

Sobre el papel, Corea del Norte era la 'cenicienta' de ese grupo, y tal vez de la Copa, pero los jugadores tenían muy presentes las palabras de su líder: "No sólo van a competir como deportistas, sino como embajadores del comunismo y de Asia. Las naciones europeas y americanas dominan el mundo del fútbol; como representantes de las regiones de África y Asia (no participó ningún país africano), como gente de color, os pido que ganéis uno o dos partidos”, les dijo Kim Il Sung.

El primer encuentro, ante los soviéticos, lo perdieron por goleada: 0-3; el segundo, lo igualaron ante los chilenos, por lo que todo dependía del duelo ante la selección de Italia, el 19 de julio en el Ayresome Park. 

Aquel escenario fue testigo del solitario gol de Pak Do Ik, el 'gol partita', como lo llaman en Italia. Contraataque, ingreso por el centro y un remate seco a la derecha de Albertosi, que nada pudo hacer. Italia jugaba con diez, por lesión de su capitán Bulgarelli.

El segundo tiempo fue todo de la 'Azurri', pero la suerte estaba echada. Y si quedaban dudas, ahi estaba Lee Chang-Myung, un gato coreano que sacaba cuanto balón amenazaba con entrar.

Corea del Norte, el 'Equipo Chollim' que se hizo fuerte bajo su lema de "vencer a cualquiera" había conseguido clasificar a cuartos de final como subcampeona de su grupo. Chile e Italia se marcharon a su casa. Por cierto, esta última, fue recibida a tomatazos en Génova.

La siguiente instancia fue una historia que pudo ser de locos. Corea del Norte ganaba 3 a 0, pero Eusebio se encargó de marcar 4 tantos y darle el triunfo a Portugal, que se quedó con el tercer puesto de esa Copa, que vió coronarse a la dueña de casa, Inglaterra.

 

Un desconocido equipo, aún golpeado por la guerra luego de trece años, fue capaz de generar titulares como este: "La caída del imperio romano no fue nada comparado con esto", fue la portada del tabloide británico Norhern Echo.

Los grandes protagonistas asiáticos se convirtieron en iconos de la “juche” (base ideológica del comunismo de Kim Il Sung). Los ingleses, quién lo diriía. se hicieron hinchas de aquellos pequeños, pero ligeritos norcoreanos.

'The Game of Their Lives', es el documental insipirado en este equipo y en su increíble victoria ante Italia, cómo se vivió aquella hazaña, y sigue a los protagonistas del encuentro en la actualidad.