El cáncer de glándula parótida: la fatídica enfermedad que se llevó a Tito Vilanova

El ex DT del Barcelona no pudo vencer al cáncer, contra el que luchó por más de dos años

El cáncer de glándula parótida: la fatídica enfermedad que se llevó a Tito Vilanova

La supervivencia del cáncer ha aumentado mucho en los últimos años, pero en el caso del ex entrenador del Barcelona, Tito Vilanova, no ha sido posible superar el tumor de glándula parótida, a pesar de sus esfuerzos por derrotarlo desde hace más de dos años.

La glándula parótida es una glándula salival de gran volumen; hay dos, una a cada lado de la cabeza, cercana al pabellón auricular. Son las causantes de la producción de la mayor cantidad de saliva que generamos.

Todos los órganos que generan una secreción tienen una serie de componentes celulares que les permiten preparar ese producto, en este caso, la saliva.

Como cualquier órgano del cuerpo, la parótida puede sufrir una degeneración de las células que conforman el tejido y llevar a la aparición de una tumoración maligna.

Los síntomas suelen presentarse mediante una masa anterior al lóbulo de la oreja que se puede palpar; la intervención quirúrgica más común es realizar una parotidectomía, que puede ser parcial o total.

La recaída, como en todo tipo de cánceres, depende de la clase de tumor y no resulta sencillo pronosticar el comportamiento y la evolución de cada caso; algunos de los malignos son muy agresivos y tienen alto riesgo de recaída.

Vilanova ha luchado contra este cáncer desde finales de 2011 y durante unos pocos meses, incluso, llegó a entrenar al Barcelona, pero finalmente la enfermedad se ha resuelto con un resultado fatal.