Tres nuevos aspirantes a colaboradores señalan a Vizcarra por Hospital de Moquegua

Uno de ellos es un exministro de PPK, quien asegura haber sido intermediario en la recepción de dinero que iba supuestamente destinada a Vizcarra 

Foto: Cuarto Poder

Tres nuevos aspirantes a colaboradores eficaces aseguran que cuando Martín Vizcarra era presidente del GORE Moquegua, pidió y cobró una coima de 1 millón 300 000 soles a cambio de adjudicar la obra del hospital de esa región.

Esta se le habría dado al consorcio hospitalario Moquegua, integrado por las empresas ICCGSA e INCOT. El monto lo habría recibido en efectivo y en partes entre 2014 y 2016.

Los aspirantes a colaboradores señalaron que los pagos fueron realizados por el ingeniero Rafael Granados, funcionario de ICCGSA a una persona que hoy es un exministro quien sería el intermediario.

Esas entregas oscilaban entre los 100 000 y 200 000 soles. Un tercer aspirante a colaborador eficaz reconoce haber sido el intermediario de Vizcarra para pedir la coima al consorcio y reconoce haber sido el mensajero en alguno de los cobros.

También declara que ofreció su propia casa para que en una ocasión, Vizcara cobrara personalmente una parte de la coima.

En 2013, Moquegua le encargó a UNOPS convocar a un concurso para licitar el hospital de Moquegua. Se presentaron dos consorcios: el hospitalario Moquegua, integrado por ICCGSA e Incot quien presentó la propuesta más baja, 126 millones y medio de soles. 

Según el colaborador eficaz, días después de presentada la oferta con un ajuste del precio, el intermediario (exministro de PPK) contactó a Rafael Granados y le manifestó que tenía un mensaje por parte del gobernador. 

El mensaje era que Vizcarra pedía más de 1 millón de soles para dar la aprobación de esta oferta presentada por el consorcio hospitalario y que si no aceptaba no daría su conformidad para firmar el contrato.

El aspirante a colaborador señala que luego de terminada su gestión al frente del GORE, se continuó con los pagos del compromiso asumido. 

En 2016, el intermediario incluso llama al ingeniero Fernando Castillo para que le cancele un saldo pendiente por el pago ilegal solicitado al consorcio. Iba en nombre del entonces vicepresidente Martín Vizcarra. El pago se realizó días después.

Y ante el fiscal Germán Juárez también declaró el que fuera exministro de PPK, quien reconoce ser el intermediario de Martín Vizcarra. Reconoce ser su mandadero en la cobranza y haber hecho el delivery de billetes en varias ocasiones.

"Los hechos que voy a poner en conocimiento son, respecto al acuerdo ilícito que hicieron el señor Rafael Granados de ICCGSA con el señor Vizcarra sobre la licitación de la obra del hospital de Moquegua, sobre las entregas de dinero de Granados hacia Vizcarra por intermedio del declarante", dice.

"Además de pagos ilícitos relacionados con el acuerdo mencionado y sobre una reunión realizada en mi casa ubicada en el distrito de La Molina en la que partició Vizcarra Cornejo, Fernando Castillo Dibós y el declarante para la entrega de un saldo de dinero", apuntó.

El presidente de la república nuevamente está en el ojo de la tormenta.