SENAMHI: fenómeno del Niño en otoño traería altas temperaturas pero no lluvias

Especialista explicó que precipitaciones que causaron huaicos en Chosica fueron producto del calentamiento del mar

SENAMHI: fenómeno del Niño en otoño traería altas temperaturas pero no lluvias

Luis Alberto Alfaro, director general de Meteorología del SENAMHI, explicó que el anunciado fenómeno del Niño que se presentará en nuestro país entre abril y mayo podría verse influenciado por una segunda onda Kelvin, aumentando las temperaturas pero no las lluvias.

[LEE: Indeci: huaico en Chosica dejó 8 muertos, 6 desaparecidos y 25 heridos]

“Está llegando una nueva onda kelvin, ya llegó una, pero hay una segunda y no sabemos exactamente la intensidad. Sería más intensa que la que ya llegó, y entraría en fase con el agua caliente que ya tenemos. Entonces, lo que ya está caliente más las condiciones que se observan en el Pacífico Central, se configurarían las condiciones para el Niño”, dijo.

Las ondas Kelvin cálidas, según el sitio web del Ministerio del Ambiente, se producen cuando los vientos alisios que soplan de este a oeste a lo largo del ecuador, se debilitan en varias zonas del Pacífico ecuatorial y se propagan hacia las costas sudamericanas.

Alfaro dijo que desde hace dos semanas se observó un calentamiento anómalo en Galápagos con vientos que se dirigían hacia la costa peruana, lo que produjo lluvias en el norte por efecto de la evaporación del agua y la elevación de las temperaturas durante las madrugadas.

[LEE: Huaicos en Chosica: Drone te muestra las labores de limpieza en la Carretera Central]

Estas mismas lluvias son las que produjeron los huaicos en Chosica. “El mar está caliente, y el anticiclón que gira contra el reloj y que nos envía aire frío desde el sur se ha cansado, y ha permitido que entren vientos cálidos del norte y agua cálida. El cambio fue en días, por decirlo figurativamente, pasó de azul a rojo y llegó hasta 4 grados más de lo normal. Si le sumamos las condiciones del pacífico central, las ondas kelvin, tenemos lluvias”, señaló el especialista.

Alfaro precisó que una cosa es El Niño y otra las lluvias. “Si estamos entrando en otoño, el proceso de precipitación disminuye, pero en el norte sabemos que normalmente llueve en abril y mayo. En abril habría que esperar precipitaciones con intensidades moderada y fuerte en algunos casos pero esto irá declinando”, finalizó.