Seguridad ciudadana: estos son los retos de Jorge Muñoz en Lima

Según la viceministra de seguridad pública del Mininter, el desafío principal es tener capacidad de gestionar proyectos

Según el INEI, 3 de cada 10 limeños fue víctima de un delito en la primera mitad del 2018. Foto y video: Cuarto Poder

Robos a granel en Lima y población paranoica. La inseguridad se ha convertido en una ruleta de infortunio que puede alcanzarle a cualquiera en las calles de la capital del Perú. 

Durante el proceso electoral actual se escuchó un abanico de propuestas para aplacar la delincuencia durante el debate de candidatos al sillón municipal que, a decir de los especialistas, eran planteamientos inviables, genéricos y que ni siquiera estaban dentro la competencia de ejecución de un burgomaestre. 

Ahora, con un nuevo alcalde metropolitano, Jorge Muñoz, ¿cuáles son los reales retos que debe enfrentar en el tema de seguridad ciudadana?, ¿qué puede hacer él para recuperar una ciudad prácticamente tomada por la delincuencia?

LEE: Elecciones 2018: Jorge Muñoz es el nuevo alcalde de Lima, según la ONPE

Según Nataly Ponce, viceministra de seguridad pública del Ministerio del Interior (Mininter), el desafío principal es tener capacidades de gestionar proyectos, de abordar el tema policial – serenazgo, así como impulsar programas preventivos sociales y de recuperación de espacio públicos.

Según datos del INEI, 3 de cada 10 limeños fue víctima de un delito en la primera mitad de este año. De acuerdo a la medición del INEI, hasta junio último, la percepción de inseguridad en Lima Metropolitana, llegó al 89%. ¿Cuánto ayuda a Lima que sus distritos tengan cámaras de seguridad? El diagnóstico del Mininter es realmente preocupante: el sistema de video vigilancia de sólo 9 distritos, de las 43 jurisdicciones que conforman Lima, está interconectado con la Policía Nacional.  

“Actualmente vivimos lo que podemos denominar un fetiche tecnológico. Comprar cámaras e instalar estas centrales de seguridad que son todas de vidrio, para que veamos que las cámaras están viendo y eso tiene un efecto placebo. La cámara me tranquiliza, pero no elimina el robo”, afirmó Wilson Hernández, investigador de la Universidad de Lima. 

Para ser más exactos, de las 3,867 cámaras registradas, sólo 978 trabajan en conexión con la central 105. Lo mismo sucede con los sistemas de radio, puesto que los municipios usan diferentes frecuencias que no permiten la intercomunicación. Es decir, en temas de seguridad, cada distrito es una especie de islote. 

LEE: Elecciones 2018: conoce la lista de los nuevos alcaldes de todos los distritos de Lima

El problema de inseguridad se agudiza por la falta de mando y gestión del alcalde metropolitano. No hay, por ejemplo, información actualizada de los mapas del delito en la capital.      

Según información del 2017 del departamento de seguridad ciudadana del Instituto de Defensa Legal-IDL, los distritos con más denuncias policiales reportadas son San Juan de Lurigancho (4,026 denuncias), Callao (3,725), Comas (3,482), La Victoria (3,450) y Lima (3.003 denuncias). El 79% está relacionada a delitos contra la seguridad pública.  El Ministerio del Interior apunta a que, a través de coordinaciones, el nuevo alcalde promueva el patrullaje integrado entre el serenazgo y la policía. 

La viceministra Ponce afirma que es fundamental el patrullaje, dado que puede ayudar a maximizar la cobertura en puntos críticos. Si existe un desafío para las nuevas autoridades, esta es una hoja de ruta común que evite duplicidad.

El reto a cumplir no será suficiente si el nuevo burgomaestre de Lima no invierte en mejorar y recuperar los espacios públicos, como iluminar aquellas calles que hoy son nicho de delincuentes, mejorar pistas y veredas, así como reforzar la participación activa de los vecinos que son los ojos de la ciudad.  

LEE: Elecciones 2018: JNE detectó 110 incidencias durante los comicios regionales y municipales

Eso implica tener un alcalde gestor que exija, también, activar el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana, CONASEC, el cual, durante el gobierno del presidente Martín Vizcarra, registró una sola reunión y nadie supo cuáles fueron los planes que se diseñaron allí para combatir y prevenir la delincuencia.

Estudios realizados por IDL, además está la enorme desigualdad de presupuestos que hay entre distritos para reducir los delitos y faltas que afectan la seguridad ciudadana. San Isidro, por ejemplo, puede invertir S/ 713 por ciudadano en temas de seguridad pública, mientras que San Juan de Lurigancho, la jurisdicción más poblada de Lima, sólo puede destinar S/7 por cada habitante. 

¿Cuál debe ser la labor y el perfil del serenazgo? Según los especialistas, la idea es promover su formación y lograr que ellos, junto a los vecinos, trabajen levantando información para que la Policía pueda actuar. Sin embargo, el problema principal, es que el sereno, muchas veces, ocupa un puesto de trabajo por favor político o para ser la llamada “fuerza de choque” contra los opositores de los alcaldes. 

Hay, sin duda, importantes retos en temas de seguridad que el nuevo alcalde de Lima tendrá que enfrentar con firmeza.