La rehabilitación tras el COVID-19

En el Instituto Nacional de Rehabilitación aprenden a caminar, respirar y valerse por sí mismos nuevamente tras haber estado semanas en las UCI

Foto: Cuarto Poder

En el Instituto Nacional de Rehabilitación, decenas de pacientes que sufren las secuelas de la COVID-19 se tratan luego de haber sobrevivido a largos días en unidades de cuidados intensivos.

Aquí aprenden a caminar, respirar y valerse por sí mismos nuevamente. Es un espacio donde el ser humano intenta armar de nuevo cada pieza de su organismo golpeado por el mal.

Las personas que han superado el coronavirus en casos moderados o graves experimentan secuelas inmunológicas, afecciones al sistema nervioso central y periférico.

Una lesión a ese nivel puede dañar la capacidad del cerebro de comunicarse con los músculos y órgano.

La mayoría de pacientes post COVID-19 que está internado en el Instituto Nacional de Rehabilitación tiene debilidad en brazos, piernas, alteraciones del equilibrio y de la marcha.

El 80 % de pacientes internados estuvo conectado a un ventilador mecánico, sedados por varias semanas. Esto provocó que al despertar presentaran pérdida de memoria y desorientación.

El 100 % de pacientes internados sufre de disnea o sensación de falta de aire. En pacientes graves hay una especie de cicatrización anómala de pulmón.

En esta etapa de la pandemia, la rehabilitación post COVID-19 juega un papel importante para evitar cualquier discapacidad futura. La perseverancia es clave.

ETIQUETAS: