¿Qué es el porno por venganza o sextorsión?

En el Perú, las víctimas son en su mayoría mujeres, y más de la mitad de ellas conocía a su acosador

"Sextorsión" en las redes. Foto: captura de TV

Ninguna de ellas sabe que sus momentos más íntimos han quedado capturados en video, que lo que debió quedar entre cuatro paredes ha sido colgado en internet, desde donde seres infames usan esas imágenes de contenido sexual, para arruinar vidas. Si usted es una de las víctimas o cree serlo, preste atención porque le puede pasar a cualquiera.

En línea existen comunidades clandestinas dedicadas a exponer fotos y videos de momentos privados sin consentimiento, lo hacen para avergonzar a sus víctimas, humillarlas, vengarse y hasta extorsionarlas, a eso se le llama pornografía vengativa o también sextorsión.

LEECaen bandas que extorsionaban y cobraban cupos a transportistas públicos

Estos delitos son cada vez más frecuentes, a medida que crecen los usuarios de internet y las redes sociales. Aproximadamente el 6% de internautas en todo el mundo, ha sufrido de situaciones desagradables relacionadas con el sexo. De ellos el 3% ha sido víctima de sextorsión.

En el Perú, las víctimas son en su mayoría mujeres, y más de la mitad de ellas conocía a su acosador. Era alguien de quien se enamoraron, a quien confiaron sus más íntimos secretos y que terminaron viviendo un verdadero infierno al terminar sus relaciones amorosas. No solo las humillan al subir los videos sexuales en redes, sino que también les sacan dinero y es que del amor al odio hay tan solo un clic de distancia, pero en este ciberespacio existen otros expertos en el chantaje, que lanzan sus anzuelos, acechando a nuevas víctimas, para fines distintos a la pura venganza. 

El daño que causan es tan grande, que ninguna víctima quiere dar la cara, se sienten tan destruidas que les cuesta seguir con sus vidas. Algunas piensan en el suicidio y otras optan por enterrarse socialmente por vergüenza. Prefieren no denunciar, dejando a su atacante sin castigo. 

La mayoría ha contado que sus atacantes con piel de cordero, las conducen hasta una habitación, suelen ser los más amables y complacientes, pero en el fondo sus verdaderas intenciones ya están en marcha, captando todo con celulares o cámaras. No fueron conscientes de lo que estaba ocurriendo, pero si esto pasa en privado.

LEENinel Conde publica foto privada para evitar extorsión

Existen otros depravados, que van detrás de mujeres en las calles grabándolas impunemente u otros, que dejan cámaras en zonas estratégicas, en el interior de los baños públicos, violando la intimidad de las ocasionales usuarias. Como ya dijimos, estas víctimas ni se imaginan que están siendo grabadas, peor aún, que esas mismas imágenes son publicadas en diversas páginas en internet y que se reproducen tan vertiginosamente en otras páginas que nadie puede eliminarlas.

Lo más grave es cuando estos ciberatacantes captan a menores de edad, están donde están ellos, en las redes sociales, camuflados como corderos, haciéndose pasar por niños para ubicar a niños reales. Así actúan los pederastas en internet y aparecen cuando usted no está.

Después del fraude electrónico y la suplantación de identidad, la pornografía infantil es el tercer delito informático con más denuncias en nuestro país. Depredadores sexuales que buscan a niños cada vez más pequeños.
 
Lo que es tremendamente preocupante, es que estas imágenes de contenido sexual están disponibles las 24 horas del día, sin ningún control y pueden ser vistas fácilmente por menores de edad. Unos podrían ser captados por estos criminales y otros pueden sufrir cambios en sus conductas y en su personalidad, sobre todo los menores con rasgos disociales.

LEEINPE dispuso el traslado de peligrosos internos al penal de Cerro de Pasco

Para el psicoterapeuta de esquemas, Edgar Rodríguez, los niños y adolescentes que no hayan cubierto sus necesidades emocionales como el entorno seguro, la independencia, el ser escuchado, la espontaneidad y el autocontrol, tienden a cubrir su sensación de vacío equivocadamente. Aunque no lo crea, el consumo de este tipo de imágenes, puede llegar a causar adicción en menores, tan igual como los juegos electrónicos y en línea.

Víctimas de este tipo de situaciones no solo son mujeres y hombres chantajeados, coaccionados o extorsionados, también son los consumidores de estas redes, siendo los más vulnerables los más pequeños de la casa. Con un internet sin límites, y con padres ausentes en la educación de los hijos, es fácil darse cuenta quién será la próxima víctima. No basta desconfiar de cualquiera sino también dar mayor atención a quien lo requiera.