Caen bandas que extorsionaban y cobraban cupos a transportistas públicos

La Policía Nacional desarticuló a diferentes organizaciones delictivas que operaban en toda Lima

Caen bandas que extorsionaban y cobraban cupos a transportistas públicos

Caen bandas de extorsionadores

Al menos tres bandas delictivas de extorsionadores cayeron en las últimas semanas en Lima. Estas se dedicaban a cobrar cupos a transportistas informales y formales en los distintos paraderos.

Operaban en el Cercado de Lima, Ate, El Agustino, San Juan de Lurigancho, Santa Anita y La Victoria. A punta de balas y amenazas se apoderaron de los puntos donde operaban diferentes taxistas o colectiveros y tenían un modus operandi conocido.

Exigían montos de dinero que iban desde los 120 soles semanales hasta 20 mil soles al mes, dependiendo de la cantidad de vehículos y de la empresa a la que extorsionaban. La PNP hizo inteligencia y capturó a los principales cabecillas.

"Tengo miedo de que vengan con su gente y pueda pasar algo", dice un chofer que prefiere no identificarse por temor a represalias. El miedo a través de la amenaza era sumamente utilizada para conseguir los cupos que, a regañadientes, los choferes pagaban.

LEE TAMBIÉN: La Victoria: Policía capturó a miembros de banda de 'cogoteros'

En El Agustino, Omar Paredes, Víctor Sánchez, Juan Segura y Pedro Martínez, integrantes de una de las bandas de extorsionadores se dieron el lujo de empadronar a sus decenas de víctimas colocando stickers del Che Guevara en los autos. Operaban cerca de Puente Nuevo.

Ellos cobraban 120 soles y si no cumplían amenazaban o sacaban a los trabajadores de los paraderos a la fuerza. Pedían también 18 soles diarios a cada transportista que quería trabajar en el Parque Constitución. Según la PNP, estos hampones llegaban a ganar entre 15 mil y 20 mil soles al mes.

En San Juan de Lurigancho, Cipriano Huatuco había convertido la zona del penal de Lurigancho en terreno suyo. Colocaba a los autos stickers con la "P" de Popeye, su alias. Exigía 120 soles semanales a los taxistas y colectiveros.

En el Cercado de Lima la historia no fue diferente: 'Los argentinos' extorsionaban en la ruta Lima-Callao y pedían 20 mil soles a cada empresa de transporte que operaba en la avenida Argentina. Todos fueron capturados y puestos a disposición del Ministerio Público.