Puno: joven de 25 años manejaba banda delictiva desde prisión

Los 'Nuevos injertos metalúrgicos del sur' se dedicaban a la extorsión, sicariato y robo de oro 

Entre los 16 detenidos hay un policía. Foto: Cuarto Poder

Los 'Nuevos Injertos Metalúrgicos del Sur', peligrosa organización criminal que se dedica al robo de oro, ropa de marca y dinero, además de la extorsión y sicariato fue desbaratada esta semana por la Policía Nacional, en Puno.

Entre los 16 detenidos hay un policía y tres hermanas del líder de la organización quien daba órdenes y manejaba todo el ilícito negocio desde el penal La Capilla, ubicado en esa ciudad.

A la Policía Nacional le tomó nueve meses dar el golpe. A los hampones se les investiga por ocho asesinatos de delincuentes de bandas rivales con los que se disputaban la hegemonía del negocio.

Según información oficial, los Nuevos Injertos Metalúrgicos del Sur también extorsionaban a empresarios mineros del sur del país. El cabecilla de la banda es Jonathan Roque Quispe, de 25 años alias el 'Wara wara'.

Permanece en el mencionado reclusorio por robo agravado y homicidio. "En 2011 era un aprendiz, en 2015 asaltó el aeropuerto, cuando el líder era Miguel Palomino", dijo el general Neire Rodríguez Moreno sobre el caso.

Pero pese a ese prontuario, 'Wara wara' salió con beneficios penitenciarios en 2014 y formó su propia organización criminal denominada Los escaladores sanguinarios, autores de múltiples asaltos. Puno se convirtió en un reguero de sangre y pólvora.

El megaoperativo se realizó en Puno, Cusco, Arequipa y Trujillo, zonas hasta donde los tentáculos de 'Wara wara' y donde pretendía expandirse por ser zonas mineras. El líder ha manejado a toda una organización desde la cárcel como si nada.

LEEMartín Vizcarra: 63% aprueba su gestión en febrero, según Datum

LEEIndeci: Lluvias en la sierra central afectarían los ríos Chillón, Lurín y Rímac

ETIQUETAS: