'Príncipe Gurdjieff': así fueron captadas las víctimas de Félix Manrique Gómez

Felix Steven Manrique Gómez está acusado por el delito de trata de personas en su modalidad de matrimonio servil

Captura América TV

Luego de dos semanas de seguimiento, las autoridades lograron dar con el paradero de Félix Steven Manrique Gómez y rescatar a tres mujeres y cinco menores, quienes eran intensamente buscados por sus familiares.      

Entre las víctimas está la ciudadana española Patricia Aguilar, quien ahora tiene una hija de un mes de nacida. El padre de todos los niños hallados en el lugar es el autodenominado ‘Príncipe Gurdjieff’, quien está acusado por el delito de trata de personas en su modalidad de matrimonio servil.

Estaban en una zona alejada de la selva peruana, en la provincia de Satipo en Junín, hasta aquí llegaron Patricia Aguilar, Maryori García y Paola Vega y los niños. Mujeres y niños pequeños que fueron internados en la selva para formar parte de un sórdido plan, que empezó a tejerse en el 2002, año en el que Félix Manrique conoció a Paola Vega Passaro, su primera pareja.

LEE MÁS: Española rescatada en Perú: 'Príncipe Gurdjieff' fue expulsado de secta en 2012

Manrique se habría aprovechado de la debilidad emocional de Paola, desde ese entonces él ya hablaba del fin del mundo, del conocimiento abstracto que sólo él podía entender por tratarse de un enviado de Dios y cómo un supuesto ser de luz, tenía la misión de repoblar el planeta. Paola prácticamente se convirtió en su brazo derecho, seis años después, en el 2008, ambos procrearon una hija.

Ambos empezaron a vivir separados pero eso no implicaba que el plan de este hombre había concluido. Todo lo contrario, en ese mismo año, conoció a Maryori García, tenía apenas 17 años y en ese entonces era una estudiante universitaria.

Aparentemente, Paola tenía pleno conocimiento de todo y consintió esta segunda relación, es así que el plan de este hombre seguía, esta vez con una menor de edad.

LEE MÁS: Familiares de víctimas del 'Príncipe Gurdjieff' se reunieron en Ministerio de la Mujer

En el 2012 ingresó a la organización Gnosis Perú, pero no duró más de cuatro meses por atentar contra los principios de esta institución. En esta organización donde se estudia el conocimiento trascendental del hombre y del universo, Félix Manrique habría intentado absorber sus principios transformándolos para sus propios intereses.

Manrique fue denunciado penalmente por los delitos de exposición de personas en peligro y contra la tranquilidad pública, utilizaba el logo, el nombre y la simbología de Gnosis para captar mujeres por las redes sociales, fue así que conoció virtualmente a la española Patricia Aguilar Poveda, cuando tenía 17 años.

Nadie pudo imaginarse que estas tres mujeres y sus respectivos hijos estaban controlados a tan profundo nivel por este hombre, ellas lo defienden y son incapaces de reconocer la precariedad de su propia situación y la de sus hijos. El bebé que carga Patricia es suyo y lucía a la hora del rescate, pequeño y delgado igual que ella misma.   

LEE MÁS: MIMP: Niños y mujeres rescatados de secta junto a española tendrán acceso al SIS

Alberto Aguilar, padre de Patricia, intentó de todos los modos posibles llegar a su hija, y convencerla de que volviera a casa, pero cada vez la notaba más distante. En España, reunía información y todos le alertaban que Patricia había caído en manos de una secta satánica, con sus apariciones en redes sociales, se conoció que Félix Manrique la había captado.

Manrique pensó que estando en la selva, en medio de lo agreste nadie lo descubriría. Él planificó cada detalle para no dejar rastros. Sin embargo, con todas las evidencias, el operativo se dio y fueron encontrados.

Este caso es el primero que se da bajo esta modalidad, Félix Manrique Gómez, está acusado por el delito de trata de personas en su modalidad de matrimonio servil. Este hombre según las autoridades ha demostrado estar consciente de todo, que su manipulación no obedecería a un desequilibrio mental, estas tres mujeres no serían sus únicas víctimas…

Las investigaciones continúan, esta historia sin duda podrá marcar un antes y un después cuando de trata de personas se refiere, los familiares de estas tres mujeres concuerdan en decir que se trata de rapto psicológico ocasionado por este hombre y aunque esta figura no existe en nuestras normas, ahora no se podrá decir que no existe en la realidad, habrá que tomar precauciones.