¿Es posible que Keiko pueda indultar a su padre Alberto Fujimori si llega a ser presidenta?

EL último pedido de indulto que Pedro Pablo Kuczynski dio a Alberto Fujimori está pendiente de calificación por el Tribunal Constitucional

Los deudos de Barrios altos y La Cantuta exigieron la anulación del indulto

Una promesa de campaña de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori. Ella asegura que, de ser Gobierno, indultará a su padre Alberto Fujimori. La pregunta es: ¿Puede hacerlo? Recordemos qué pasó la última vez.

Alberto Fujimori cumplía 25 años de condena por los delitos de homicidio calificado y lesiones graves en los casos Barrios Altos y La Cantuta, cuando el 24 de diciembre del 2017 Pedro Pablo Kuczynski le dio el indulto, que es una gracia presidencial, pero la libertad no le duró mucho.

Los deudos de Barrios altos y La Cantuta exigieron la anulación del indulto. La Corte Interamericana de Derechos Humanos, mediante una supervisión de cumplimiento, precisó que Fujimori, al ser declarado autor mediato por los delitos de homicidio calificado y lesiones graves, en estos casos los calificó como crímenes contra la humanidad, según el Derecho Penal Internacional.

Por lo que los representantes de las víctimas presentaron una solicitud de control de convencionalidad ante la Corte Suprema. Que se resolvió el 3 de octubre del 2018. ¿Hay jurisprudencia sobre el caso? desde luego.  La Corte Interamericana refiere el caso Soler versus Colombia que dice claramente.

"Los tribunales penales ordinarios competentes que investiguen y sancionen a los miembros de la fuerza pública, que participen en casos a violaciones de derechos humanos, el Estado deberá abstenerse a de recurrir a figuras como la amnistía, el indulto o la prescripción", narra.

La Corte Suprema a través de una resolución de 255 páginas, firmada por el juez Hugo Núñez, revocó el indulto a Fujimori y le ordenó terminar su condena en el penal de barbadillo. A las 09:30 de la noche del 23 de enero del 2019, Alberto Fujimori abandonó la clínica Centenario en una camioneta con lunas polarizadas. Media hora después ingresó al penal de Diroes.

La defensa de Alberto Fujimori, luego de agotar todas las instancias en el Poder Judicial, presentó un recurso de agravio constitucional ante el Tribunal Constitucional el 23 de noviembre del 2020. Está pendiente de ser calificado.