¿Es posible la nacionalización o estatización de los recursos?

Este tema ha sido puesto sobre el tapete a propósito de la segunda vuelta electoral

Foto: Cuarto Poder

Uno de los temas polarizadores de esta campaña electoral es el de la posibilidad de nacionalizar o estatizar los recursos naturales.

El sector minero es el responsable del 10 % del PBI, del 60 % de las exportaciones, del 16 % de la inversión privada y del 19 % de los tributos pagados por empresas.

Esto según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía. Literalmente, la gallina de los huevos de oro.

Según la Constitución, el Estado es soberado de su aprovechamiento. Por ley se fijan las condiciones de su utilización y de su otorgamiento a particulares.

Los lotes 88 y 56 del gas de Camisea pagan las regalías gasíferas más elevadas de la selva peruana. Con este dinero Cusco ha recibido 1 millón al día desde 2005 y ahora recibe 1 millón de dólares diarios.

Pero los cusqueños siguen sin gas barato. Esta es la paradoja: romper con Pluspetrol implicaría una demanda al estado de 7000 millones de dólares.

Pedro Castillo propone revisar los contratos ley y renegociar la proporción del reparto de utilidades en la que las transnacionales se quedan con el 70 % de las ganancias y el Estado solo con el 30 %. 

Se propone invertir estos números en favor del Estado, sin embargo, esto sería jurídicamente inviable.

Por otro lado, Fuerza Popular se esfuerza en mantener el modelo sin ninguna audacia que solucione el tema de la distribución de los recursos.

Un ensayo de renegociación ya se hizo con Alan García logrando un 3 % adicional de pago de impuestos por 5 años, pero también se debe mejorar la capacidad de gasto en las regiones que reciben canon.

Hay más de 5000 millones de soles del canon acumulados sin usarse. 

Aún hay tiempo para escuchar a los candidatos, tiempo hay, recursos hay, pero lo que también hay es pandemia y faltan propuestas.