Ex ministro Cluber Aliaga defendió el trabajo policial durante las marchas nacionales

Pese a las declaraciones del ex ministro del Interior, Cluber Aliaga, los exámenes forenses confirmaron que Inti Sotelo y Bryan Pintado murieron por impactos de perdigones de plomo 

Cluber Aliaga, ex ministro del Interior. América Noticias

El ex ministro del Interior, Cluber Aliaga, se presentó ante la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso para responder sobre la cuestionada labor de la Policía durante las protestas ciudadanas contra el régimen de Manuel Merino de Lama.

Señaló que las preguntas respecto a la objetividad en la determinación de las responsabilidades por la represión policial durante las protestas, que cobró las vidas de Inti Sotelo y Bryan Pintado, “en este momento no se puede adelantar porque las investigaciones penales y administrativas no han concluido”.

“He tenido reunión con esta área pidiéndole celeridad en los resultados de su investigación. El compromiso que asumo es tratar de agotar todos los esfuerzos posibles para que no se produzca la impunidad respecto de muertes que ocurran en manifestaciones”, indicó.  

Sobre el uso de perdigones de plomo para reprimir a los manifestantes, Aliaga señaló: “La Policía Nacional del Perú entrena y equipa a su personal con armamento no letal y el personal policial es capacitado con toda la normatividad del respeto a los derechos humanos y para el uso adecuado de la fuerza. Desde hace muchísimos años la Policía no tiene escopetas de perdigones de plomo, lo que estuvo usando hasta hace un tiempo atrás han sido las escopetas de goma no letales, cuyo uso está permitido en varios países del mundo”. 

Cabe resaltar que, pese a estas afirmaciones del titular del Mininter, los exámenes forenses practicados a los cuerpos de Inti Sotelo y Bryan Pintado confirmaron que las muertes se produjeron por impactos de perdigones de plomo. 

Aliaga también señaló que el número de policías fue mayor durante las movilizaciones, pero que un efectivo puede soportar heridas y se abstienen de pedir asistencia médica.

“El número de policías heridos fue mayor, pero mucho de estos efectivos policiales sufren la herida y la pueden soportar y se abstienen de ir a un hospital, clínica, pedir descanso médico”, indicó Aliaga.