Madres de bebés muertos en clínica San Pablo protestaron por no poder celebrar su día

Pidieron a las autoridades no desatender el caso hasta conseguir justicia. 

Esperaron con mucha ilusión la llegada de sus hijos pero este domingo no podrán celebrar el Día de la Madre. Los madres de los siete bebés que fallecieron tras presuntamente contraer una bacteria intrahospitalaria en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica San Pablo, realizaron un plantón para exigir justicia. 

Entre lágrimas, vestidas de blanco y portando las pocas fotografías que lograron obtener de sus hijos, estas mujeres pidieron a la ministra de Salud, Midori de Habich, que no desatienda los ocho casos de bebés infectados pues hasta el momento la clínica no ha ofrecido una explicación concreta sobre lo ocurrido. 

La esposa del congresista Amado Romero, cuyo hijo se salvó de morir tras contraer el extraño virus, también estuvo presente y aseguró que luego de ocho meses el pequeño se encuentra aún delicado en la clínica Ricardo Palma y aunque su pronóstico es favorable, aún su recuperación es lenta. 

La madre de los mellizos fallecidos en el nosocomio, advirtió que se realizó un cambio en la Dirección de Salud (DISA), situación que levanta sospechas pues hasta el momento no encuentran explicación. Dijo esperar que el nuevo director continúe con las investigaciones hasta conseguir justicia.