Keiko Fujimori: Fiscalía maneja 7 delitos en nuevo pedido de prisión preventiva

Organización criminal, asociación ilícita, lavado de activos, entre otros podrían devolver a la lideresa de Fuerza Popular a la cárcel

Keiko Fujimori. Foto Cuarto Poder

El nuevo pedido de prisión preventiva contra Keiko Fujimori que pidió el fiscal José Domingo Pérez se empezó a debatir el último 26 de diciembre. El Ministerio Público presentó el pedido y las audiencias han continuado incluso en doble turno.

Para el Ministerio Público existen nuevos elementos y delitos por los que se presenta este pedido: Lavado de activos de forma agravada, asociación ilícita para delinquir, organización criminal, falsa declaración en procedimiento administrativo, falsedad genérica, obstrucción a la justicia y fraude procesal.

Durante las audiencias, el fiscal Pérez reveló que a Keiko Fujimori se le imputaban seis delitos más, además del de lavado de activos. Incluso el cuñado de José Luis Sardón, magistrado del Tribunal Constitucional, habría sido un falso aportante.

El TC fue el encargado de ordenar la liberación de la lideresa de Fuerza Popular al aceptar un habeas corpus presentado por Sachie, su hermana, y ser excarcelada luego de cumplir 13 meses de prisión preventiva.

En 2011, según ONPE, los financiamientos de la campaña de Fujimori ascendieron a más de 17 millones de soles. Se estima que en caso del empresariado, los aportes que no se reportaron al organismo electoral fueron de más de 7 millones de dólares.

Entre estos están los de Dionisio Romero, Vito Rodríguez, José Graña Miró Quesada, la Confiep, entre otros. Para Pérez Gómez, también recibió 1.2 millones de dólares de Odebrecht a través de Jaime Yoshiyama y se utilizó la técnica del "pitufeo" para usar a falsos aportantes.

El fiscal presentó en audiencia a 53 presuntos aportantes falsos. Se pidió una pericia contable para Fujimori y su esposo Mark Vito, de modo que se pueda investigar un posible desbalance patrimonial.

Para Giulliana Loza, abogada de la lideresa, Keiko no tenía conocimiento de los aportes, del pitufeo ni del dinero. Su estrategia apuntaba a desarmar los otros dos requisitos que se necesitan para la prisión preventiva: el peligro de fuga y que la pena supuesta que se impondría sea mayor a los cuatro años.

Sin embargo, la revelación de un trascendido llamó la atención a la prensa y a toda la sala, debido a que ante el descubrimiento del "pitufeo", el fiscal Pérez se hacía llamar Gárgamel entre sus allegados, como en la serie historieta animada, el amargado anciano que quería dar caza a los pitufos.

Todo esto pasaba al interior de la sala mientras que afuera, un nutrido grupo de fujimoristas hacía guardia en exteriores de la sede de la Sala Penal Nacional e insultaban al fiscal Pérez. Las audiencias continuarán el 8 de enero y tras una semana la sala emitirá su fallo. La acusación fiscal estaría lista a fines de febrero.

LEE TAMBIÉN: Caso Keiko Fujimori: Audiencia de prisión preventiva se retomará el 8 de enero