Poder Judicial autorizó a empresas privadas la importación de vacunas contra la COVID-19 

Para la distribución gratuita a su personal y familiares directos. Acción de amparo fue presentada por el alcalde de La Molina, Álvaro Paz de la Barra

Vacunación contra COVID-19.

Un juzgado de la Corte Superior de Justicia de Lima Este autorizó a las empresas del sector privado la importación de vacunas contra la COVID-19 para la distribución gratuita a su personal y a sus familiares directos, y realizar la inoculación respetando los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud (Minsa).

Según informó el Poder Judicial en su cuenta de Twitter, la resolución exhorta al Poder Ejecutivo, por intermedio del Minsa y la Presidencia de Consejo de Ministros, que reglamente el procedimiento que las empresas deben seguir para la importación de la referida vacuna.

La resolución detalla que esto debe reglamentarse en un plazo razonable de manera “clara y precisa.

De otro lado, la resolución desestima la demanda en el extremo de ordenar la liberalización total de la importación de vacunas contra la COVID-19 para su libre comercialización, sin sujeción a requisitos sanitarios.

Esta decisión fue tomada por el Segundo Juzgado Especializado en lo Civil de La Molina y Cieneguilla, tras una acción de amparo presentada por el alcalde de La Molina, Álvaro Paz de la Barra.

La acción de amparo, que fue fundada en parte, fue interpuesta contra la Presidencia del Consejo de Ministros, el Ministerio de Salud y el Congreso.

En otro extremo de la resolución se exhorta al Ejecutivo “que trabaje de manera conjunta con los gobiernos locales y regionales en el proceso de vacunación a la población, a fin de procurar que durante este año se culmine con la vacunación de las personas de entre 59 y 18 años de edad”.

Ugarte se pronunció

El ministro de Salud, Óscar Ugarte, aseguró que el Gobierno no impide que las empresas privadas puedan importar vacunas contra la COVID-19 y aclaró que el tema es que en este momento ningún laboratorio vende dosis a particulares.

“Nadie ha impedido (que las empresas puedan importar), lo que pasa es que nadie les ha vendido. Es lo que hemos explicado”, afirmó el ministro de Salud.