Imágenes muestran cómo fue megaoperativo a la banda ‘Los babys de Oquendo’

Durante la intervención se detuvo a 55 personas, entre ellos, 21 malos policías

La Policía Nacional logró desarticular una de las bandas criminales más peligrosas de Lima. Un equipo de 1200 policías y 70 fiscales detuvo a los miembros de ‘Los Babys de Oquendo’.

[LEE: 1200 policías y 70 fiscales desarticularon peligrosa banda ‘Los babys de Oquendo’]

Durante el megaoperativo a ‘Los babys de Oquendo’ se detuvo a más de 50 personas. A su vez, las autoridades decomisaron armas de corto alcance, fusiles de guerra, granadas y chalecos antibalas.

La intervención comprendió el allanamiento de 41 inmuebles en Oquendo en el Callao, San Martín de Porres, Los Olivos, Puente Piedra y también Tumbes. La banda ‘Los babys de Oquendo’ se dedicaban a la extorsión, el sicariato y el tráfico de terrenos. Ellos operaban, principalmente, en Carabayllo, Zapallal, Puente Piedra y la zona de Oquendo en el Callao.

Durante el megaoperativo, la Policía detuvo al lugarteniente de ‘Los babys de Oquendo’, identificado como Helio Eduardo Tolentino Huerta. Él es sobrino del cabecilla de la banda, quien se encuentra recluido en el penal de Juliaca, Puno. El criminal José Enrique Ramos Bellido, alias ‘Kike’, formó parte de las organizaciones criminales ‘Los destructores’ y ‘Los injertos’, junto con su medio hermano, el fallecido delincuente apodado ‘Cholo Jacinto’.

[LEE: Basombrío: En la Policía no importa el grado al momento de denunciar]

La banda ‘Los babys de Oquendo’ también estaba conformado por malos policías. En el megaoperativo se detuvieron a 21 efectivos corrompidos por la delincuencia. Algunos de ellos en actividad y miembros de divisiones importantes como la de inteligencia y de investigación criminal. Incluso, el ministro Carlos Basombrío confirmó que el actual director nacional de Seguridad Penitenciaria del INPE,  Sergio Haro Huapaya, es parte de la organización criminal.