Habla desde la clandestinidad el efectivo PNP de Trujillo que denunció falta de implementos

Caminó por 7 días hasta un lugar seguro porque, asegura, teme por su vida. Dice que también ha recibido amenazas

Ocurrió en La Libertad. Foto: Cuarto Poder

Romel Vásquez Olano, policía que denunció a su comando por falta de implementos sanitarios para afrontar la pandemia de coronavirus en Trujillo, habló con Cuarto Poder desde la clandestinidad.

Aseguró que ninguna de sus denuncias hechas internamente en la institución fueron escuchadas y que tras una semana decidió salir de la región por temor a un atentado contra su vida.

"Hasta hoy temo (por mi vida) porque sé que lo que estoy afectando es enorme. Con mi actitud estoy frustrando intereses del comando y ese es mi objetivo. Me voy por el abuso, la amenaza personal y familiar, por el cambio arbitrario", señaló.

Vásquez cuenta que cuando se decretó el estado de emergencia, la orden del alto mando fue que todos los policías debían estar en las calles, pero desde esa fecha no se les entregaron ni mascarillas ni guantes para cumplir con la misión.

Con la frustración que le generaban los implementos elevó su denuncia ante inspectoría en Trujillo. A partir de ahí iniciaron las represalias. Lo enviaron a la comisaría a cuidar la puerta, algo que podría interpretarse como un castigo.

"Hubo un momento en el que un señor se me acerca, me quiere dar la mano. Eso debe estar grabado, el señor se acerca y me dice: soy tu colega, tú eres el del video. Me amenazó y me dijo: conozco tu casa y se fue. Me quedé perplejo", comentó Vásquez.

Sospecha que es alguien de la institución, y a este hecho se suma que pasó a ser investigado por cuestionar a su jefe. Ante el temor a represalias, el efectivo caminó durante siete días hasta llegar a un lugar seguro que no ha querido revelar. 

"Lo que más me duele es el maltrato, la humillación, perdone que me quiebre pero es intolerante que quienes tienen que administrar la justicia y cuidar su integridad causen vejaciones. Es despreciable la actitud del comando", comentó.

El jefe de la III Diterpol La Libertad, Lucas Núñez Córdova, dijo sobre el tema que la adquisición del material se hizo "en el marco de la emergencia". 

Señaló también que los "policías quejosos" señalan que comprar algo que no sirve es en vano. "El Perú es quejoso, nosotros no compramos a ambulantes y no somos la Digemid para ver si es bueno, nosotros nos basamos a las normas que pone el estado", comentó.

La Fiscalía Anticorrupción de La Libertad aún no ha dado a conocer resultados de la investigación emprendida por las polémicas compras. Por ahora, un efectivo policial ha preferido abandonar la institución ante su denuncia y teme por su vida.

LEE TAMBIÉN: Coronavirus en Perú: Se elevaron a 67 307 los casos de COVID-19 a nivel nacional