Fiscalías de crimen organizado trabajan en condiciones precarias

Conozca cómo trabaja el personal del Ministerio Público que tiene la misión de combatir a las grandes mafias organizadas

Fiscalías de crimen organizado en crisis. Foto: Cuarto Poder

Una dura realidad viven los representantes del Ministerio Público que conforman la Fiscalía contra el crimen organizado. Ellos realizan su labor de combatir las grandes mafias en condiciones verdaderamente precarias.

Así lo reveló Lucio Sal y Rosas, fiscal provincial de la Cuarta Fiscalía contra el crimen organizado, quien tiene a su cargo la investigación de casos tan emblemáticos como el de Gerson Gálvez alias ‘Caracol’, Ángelo Espinoza alias ‘Renzito’ y  Gerald Oropeza.

[LEE: Detienen a comisario de Chancay que integraría banda delincuencial]

“Esto era un closet un armario donde se guardaban libros folder el material pero hemos tenido que desarmarlo para que un asistente se pueda ubicar acá y trabajar, otro ambiente que tenemos es acá este es un servicio higiénico este es un servicio higiénico lo hemos convertido en un deposito”, cuenta.

Esta semana, el fiscal Sal y Rosas y la policía desarticularon la organización criminal de ‘Los Norteños y Guarayos’.

“Si este fiscal quiere analizar el expediente donde lo va hacer en el piso… esto lo utilizo yo porque estamos con el caso y si ellos quieren hacerlo no hay donde o sea nos tenemos que turnar la mesa increíble”.

Aquí no hay ambientes privados para atender a los testigos o colaboradores eficaces menos una sala de lectura para los abogados.

Aquí se despacha y se atiende como se puede. Para el fiscal superior Jorge Chávez Cotrina, coordinador de las 20 fiscalías de crimen organizado no bastan la voluntad y el compromiso de su personal, para él la fiscalía está en una lucha desigual contra la delincuencia.

[LEE: Barrio King: audios hacen referencia a pagos de ‘Caracol’ a fiscales y policías]

“Los fiscales nos tenemos que estar dirigiendo en moto taxi a los lugares de los operativos al lugar de encuentro de los operativos y eso no es lógico mientras las organizaciones criminales andan en 4 por 4 y cuentan con la mayor logística pq tienen dinero los fiscales estamos andando prácticamente a pie y así es una lucha desigual”.

Frente a esta situación, el fiscal Jorge Chávez Cotrina espera que este gobierno cumpla con darle los recursos necesarios para poder implementar una lucha contra el crimen organizado de forma eficiente y eficaz.

“Este gobierno nos ha prometido los recursos y espero que el ministro de Economía también se ponga la camiseta de la lucha contra el crimen organizado y le entregue los recursos económicos que el señor fiscal de la nación ha solicitado para enfrentar al crimen organizado”.
Por otro lado, Chávez Cotrina va más allá y hace un llamado urgente al Instituto Nacional Penitenciario, pues muchas de las mafias del crimen organizado dirigen sus operativos desde la cárcel.

[LEE: Barrio King: la banda criminal que lideró Caracol y atormentó al Callao]

“En cada uno de los mega operativos en cada uno de las organizaciones criminales que nosotros capturamos se dirigen, sus cabecillas están en los penales, todo se dirige por teléfono (…) hay que hacer un llamado al Inpe ya es hora de que usen lo bloqueadores que hacemos nosotros capturando lo mandamos al penal y de ahí viven como rey en su casa desde ahí trafican, desde ahí extorsionan”.

A esto se suma que existen también puntos débiles que dan legalidad al accionar de bandas organizadas, pues muchas de ellas se ocultan detrás de fachas de organizaciones legales.

“El Ministerio de Trabajo tiene que hacer su labor porque la mayor cantidad de organizaciones criminales dedicadas a la extorsión en el norte están bajo la fachada de seudos sindicatos de construcción civil, cómo es posible que personas que no tienen trabajo tengan sindicato y reconocidos, cómo es eso posible (…) ¿Cómo es posible que personas con antecedentes penales tengan licencia de portar armas?  ¿Qué está haciendo la Sucamec?”.

En estas condiciones precarias es que las fiscalías de crimen organizado trabajan para combatir a bandas tan avezadas y articuladas como ‘Barrio King’ en el Callao,  ‘Los Malditos de Bayovar’ en San Juan de Lurigancho y aquellas que han venido haciendo de las suyas en el norte del país.

[LEE: Gerald Oropeza quiso cobrar 18 millones de soles mediante contacto con fiscal de la Nación]

“Nosotros que combatimos a diario conjuntamente con la policía nuestra principal arma es precisamente la interceptación telefónica 00.18.40 lamentablemente el número de cupos para interceptar teléfonos a la fecha no pasan los 300 cupos y es a nivel nacional (…) no es suficiente es muy limitado ¿Cuánto necesitaría? Hablemos de unos 3 mil o 4 mil cupos para poder nosotros si quiera atender los requerimientos o nuestras necesidades para investigar”.

Mientras instituciones como el Congreso gasta miles de soles en renovar las oficinas de los parlamentarios, en el Ministerio Público, los fiscales se acomodan como pueden y tienen que usar hasta los clósets y los baños como oficinas. Está en manos del Poder Ejecutivo cambiar esta penosa situación.