Un festín con las vacunas

La Fiscalía intervino la Cayetano Heredia, San Marcos, la Digemid, el Minsa y el INS por el caso VacunaGate

Foto: Cuarto Poder

Esta semana, la Fiscalía intervino las dos universidades involucradas en el caso VacunaGate, la San Marcos y la Cayetano. También la Digemid, el Minsa y el INS. 

Se ha conocido que la Cayetano Heredia se quedó con 1655 dosis de esas 2000 que según el Minsa tuvieron ese destino. Otras 760 dosis se administraron al equipo de investigación y  a personal relacionado a su elección.

También 90 dosis se usaron en voluntarios del estudio en fase 3 a quienes se les inoculó placebo y a los que se les levantó el ciego. Solo 90 de 4000.

Otras 803 dosis fueron inmovilizadas por la Fiscalía en sus instalaciones y faltarían 2 dosis que no aparecen ni en físico ni en papeles. Pudo haber un privilegiado que no dejó rastro.

En San Marcos se recibieron 35 dosis de las 2000 irregulares, 142 fueron para el personal de investigación y personas relacionadas. Otras 85 dosis fueron para voluntarios del estudio en fase 3 a quienes se les administró placebo. 

Y 118 fueron inmovilizadas por Fiscalía en esta casa de estudios. 

En el registro hay personas que no figuran con DNI, personas que no figuran en Reniec, 21 nombres que se repiten en el registro, 30 grupos familiares, una persona que recibió cuatro dosis, 40 registrados como si hubieran recibido 3 y 82 personas que solo recibieron una dosis.

De China para el ensayo clínico ingresó un lote de 8200 dosis de vacuna con cepa de wuhan, otro lote de 8200 dosis con cepa de Beijing, otro lote con 8200 dosis de placebo, en total 24 600 dosis entre vacuna y placebo.

Dos tercios de los 12 000 voluntarios recibieron vacuna y un tercio placebo. Del total de dosis se usaron 24 000 (dos dosis por persona). Es decir, faltan 600 dosis entre placebo y vacuna.

De esas 600 dosis dos tercios eran vacunas. Tendría que haber 400 dosis de vacunas en las dos universidades.

Si esas dosis no aparecen en físico o en libros de ocurrencias, el estudio en fase 3 podría verse afectado. Llama la atención que a los 4000 voluntarios que recibieron placebo ahora se les está aplicando la vacuna, y aparecen en registros y contabilidad de las 2000 dosis irregulares.

Tema aparte es la vacunación de la embajada china en el Perú que, al parecer sin consentimiento de Cancillería, se quedó con 1200 dosis de las 3000 extras que ingresaron. 

El canciller Allan Wagner ha dicho que hay que tener cuidado con nuestras relaciones con China, hay dosis y negocios de por medio. Todo esto mientras las cifras de contagios y fallecidos continúan en franco avance.