Entrevista con Janick Maceta, segunda finalista del miss universo

En tiempos de pandemia esta bella mujer peruana nos trajo alegría y fe en el futuro  

Foto: Cuarto Poder

Janick Maceta, la bella peruana que tuvo que mudarse a EE. UU. a los 18 años porque su padre recibía amenazas de muerte de la subversión, dejó una grata imagen en la reciente edición del Miss Universo.

Incluso muchos extranjeros la dieron como favorita, pero las circunstancias hicieron que se ubique como la tercera mujer más hermanosa del planeta este año.

Desde los 9 años practica artes marciales y deportes de contacto y en el certamen se enfundó un traje que evocaba a las parihuanas de Paracas, creación del diseñador sordomudo Beto Pinedo, natural de Moyobamba.

"Cuando me reúno con mi diseñador me dice qué ideas tienes, todo el performance que hubo era como una sensación de libertad, entre fuerte con pasos de marinera y las vueltas y cuando despego, las alas, los colores rojo y blanco, fue lo máximo", indicó.

Maceta se dedica a la producción musical en Nueva York y ha trabajado junto a estrellas como Lady Gaga, Jennifer López, entre otras.

Como miss Perú considera que puede ser un agente de cambio y su llegada al país significará ese propósito a favor de los niños abusados. 

"Se necesita empezar a atacar esta problemática, los casos de violencia no bajan en nuestro país y si mantenemos el silencio va a seguir pasando, si no seguimos protegiendo a los niños va a pasar", dijo.

La hija de trujillano y chanchamayina, nacida en 1994, ha hecho historia al llegar tan lejos como Gladys Zender. En tiempos de pandemia esta bella mujer nos trae alegría y fe en el futuro.