Empleada del hogar fue usada como testaferro por empleador y ahora debe miles de soles

César Nepo Zolla usó el nombre de Digna Atao Navío para sus negocios y ahora ella es investigada por lavado de activos

Es dueña de un lujoso departamento ubicado en un exclusivo edificio de la urbanización Cerros de Camacho, en Surco, pero ella en realidad, vive en la cuarta zona de Collique, en Comas.

Antes de la intervención de los bancos, su nombre figuraba como dueña de otros dos departamentos en Surco, uno situado incluso por la embajada de Estados Unidos, pero esta mujer gana a penas 1200 soles mensuales.

LEE: 'Cuellos Blancos del Puerto': reveladores testimonios de aspirantes a colaboradores eficaces

Se moviliza como puede por la ciudad, pero, en documentos registrales, es propietaria de un auto BMW y, hasta el año pasado, era gerente general de dos empresas solventes. 

El problema está en que Digna Rufina Atao Navío, desde que llegó a Lima de Andahuaylas a los 14 años de edad, se dedica a trabajar como empleada del hogar. Hoy, ella enfrenta serios problemas legales, pues la Fiscalía la investiga por lavado de activos, libramiento y cobro indebido por girar cheques sin fondos y por estafa agravada.

¿Cómo le pudo pasar algo así? Digna ha narrado ante la Fiscalía que ella cometió un error garrafal: confío en su entonces jefe, César Antonio Nepo Zolla, a quien sirvió como trabajadora del hogar cuidando a sus hijos por 14 años, y, sin dudar, le dio su nombre y firma para que él, según el testimonio entregado al Ministerio Público, formara empresas e hiciera todo tipo de movimientos financieros. 

“Me dijo que quería poner una empresa a mi nombre por solo seis meses porque él estaba en proceso de divorcio. Así me engañó. […] Yo lo conozco de toda la vida, la verdad que no me imaginé todas las consecuencias que estoy pasando,”, dijo Atao a Cuarto Poder.

Cuando Digna llegó a Lima fue a trabajar con la familia de César Nepo Zolla. Lo conoce desde que él era pequeño. 

Según Digna, cuando el tiempo pasó, Nepo empezó a convivir con Carola Palomino Escalante, su segundo compromiso y, entonces, la contactó para que cuidara a sus dos niños. Al principio el trabajo era por días, pero con los años, Digna se fue a trabajar a la casa de la familia Nepo Palomino cama adentro como empleada del hogar. 

Sin embargo, ahora, con las investigaciones de la Fiscalía por presunto lavado de activos y estafa, César Nepo Zolla, negó que Digna haya sido su empleada doméstica. Al igual que Digna, César Antonio Nepo Zolla, y su círculo familiar cercano, enfrenta investigaciones por presunto lavado de activos. 

Según la acción penal, entre otras cosas bajo sospecha, este hombre que se luce hasta en un yate junto a su esposa, Carola Palomino Escalante, también investigada, tiene un inusual movimiento migratorio y un presunto ocultamiento de patrimonio que habría sido adquirido a través de terceros, pero que, de acuerdo a los reportes de inteligencia, están a su disposición.

La defensa de César Nepo Zolla sostiene que su cliente es investigado por lavado de activos, porque no quiso pagar una supuesta extorsión policial.    

Según el testimonio que Digna dio ante la Fiscalía, entre el 2004 y el 2007, ella fue con César Nepo Zolla, su entonces empleador, a un notario y, entonces, su nombre apareció en Registro Públicos como gerente general de dos empresas: Soluciones Dinetech SAC y Negocios y Entretenimientos Generales SAC. Además, con su firma, nombró como su apoderado general nada menos que a César Nepo Zolla.  

Según reporte de la central de riesgos de la Superintendencia de Banca y Seguros, Digna Atao Navío, quien gana 1200 soles como empleada doméstica, le debe al sistema financiero, nada menos que un millón de soles sin contar los intereses.

Digna asegura que le reclamó a César Nepo Zolla por la deuda generada y él le aseguró que iba a pagar. Temía que la dejaran sola con tremendos compromisos económicos que no podría asumir. Ella seguía viviendo bajo el techo de la familia Nepo Palomino cuidando a los hijos y, en eso, recibió la llamada advirtiéndole que estaba siendo investigada por la Fiscalía.

Y es que, al figurar su nombre como gerente general de dos empresas, la habían denunciado por girar cheques sin fondos, por estafa y hasta por lavado de activos. Ella no lo sabía, pues nunca recibió las notificaciones. En enero del 2016, Digna optó por irse de la casa de César Nepo Zolla sin decirle nada.   

Fue al Ministerio Público a averiguar los detalles de las investigaciones en su contra.
A Digna Atao Navío la sindican de haber girado cuatro cheques sin fondos por un valor de más de 100 mil soles. Y, aunque quienes la acusan dicen que no la conocen, y que los tratos comerciales los hicieron directamente con César Nepo Zolla, esta mujer, empleada del hogar, fue llevada a los tribunales. 

Y es que su nombre aparecía en Registros Públicos como gerente general de la empresa Negocios Entretenimientos Generales SAC.  

Lo curioso del tema es que, ya en la Fiscalía, César Nepo Zolla, deslindando cualquier responsabilidad, la hundió más y dijo que él fue apoderado de Digna como persona natural y no jurídica. “Me pueden estar involucrando a mí, pero yo no firmo nada, yo tengo que ver por la empresa Soluciones Dinetech”, dijo Nepo.

A Digna, al ser también en papeles la gerente general de Soluciones Dinetech SAC, la denunciaron por estafa. Le reclaman el pago de 180 mil dólares por asesorías comerciales. Además, la Fiscalía le abrió proceso por lavado de activos por un presunto millonario negocio irregular que su supuesta empresa habría hecho con el Ministerio de Educación.  

“Ha sido una estrategia bien pensada para lo ilícito de parte del señor Nepo. […] Al final la única perjudicada con las deudas es la señora Digna Atao”, aseveró Roger Calderón, abogado de Digna Atao Navío.

LEE: Hinostroza: piden reabrir investigación por casas en Miami que juez no declaró

En Registros Públicos, Digna Atao Navío aparece como propietaria de un exclusivo departamento en un edificio ubicado en la urbanización Cerros de Camacho, en Surco, hoy con embrago judicial, pero quien vive allí es nada menos que César Nepo Zolla y su familia. 
El lujo de Digna, la supuesta empresaria, se reduce a esta habitación de los cerros, pero de Collique. 

Para demostrar la supuesta solvencia de Digna, César Nepo Zolla, ha presentado su récord migratorio. Ella tiene entradas y salidas a cinco países, uno de ellos es Canadá, a donde emigró su único hijo y a donde ella fue a visitarlo. 

Pero lo que no dice César Nepo Zolla es que tres de estas salidas del Perú, a Panamá y a Punta Cana en República Dominicana, lo hizo con Digna, con su esposa, Carola Palomino Escalante, y sus dos hijos, como parte de unas vacaciones familiares, así lo prueban algunas fotografías.