El dueño: La historia de la vivienda del pasaje Sarratea

Segundo Sánchez es el propietario de la casa de Breña y en conversación telefónica pidió al productor de Cuarto Poder que no se emita el reportaje sobre las visitas del presidente

Foto: Cuarto Poder

Segundo Alejandro Sánchez Sánchez tiene 37 años y es dueño de dos casas en el pasaje Sarratea, del distrito de Breña. Una de ellas fue puesta a disposición de los profesores de la huelga de maestros en 2017.

Sánchez nació en Tacabamba, provincia de Chota, Cajamarca. Se dedica a la venta de equipos médicos desde hace 17 años y en 2011 fundó su propia empresa: Aldalab.

Años más tarde su vida sentimental lo acercaría a la política por primera vez. Empezó una relación con Elva Edith Julón Irigoin, hija del entonces alcalde de Chota, Jeiner Julón Díaz.

En 2014, Sánchez compró la casa del pasaje Sarratea 179, en Breña. Pagó 350 000 soles por la propiedad. Ocho meses después de la compra, Segundo Sánchez y Edith Julón construyeron la empresa SJ Biomedic, dedicada a la venta de equipos médicos.

Según El Comercio, la empresa es investigada por un grupo especial antilavado de activos. 

Sánchez puso a disposición la casa de Sarratea cuando estaba a punto de ser presidente Pedro Castillo y como el local quedó chico, pagó 5000 soles mensuales durante tres meses por el local partidario de Paseo Colón, donde Castillo esperó su proclamación.

Para entonces el empresario ya era parte del círculo más cercano a Castillo. Varias fuentes lo señalan como la mano derecha del presidente. Fue trambién el encargado de movilizar y acompañar al exmandatario de Bolivia, Evo Morales.

Sánchez nunca negó su intención de ser parte del Gobierno. Estaba dispuesto a dejar su actividad comercial con la que le ha vendido al Estado cerca de 4 millones y medio de soles.

En estos 4 meses de Gobierno se especuló que Segundo Sánchez era mucho más que un amigo del presidente. Se hablaba de que era su verdadero hombre de confianza y más de una decisión presidencial fue tomada tras discutirla con él.

Hoy se puede decir que todo eso es altamente posible.

El pasado 27 de noviembre al mediodía, un día antes de emitir el reportaje que denunciaba las reuniones de Castillo en Sarratea, Segundo Sánchez se comunicó con el productor de Cuarto Poder, Christian Sotomayor. 

"Y le he dicho a Stefanie (Medina, reportera de Cuarto Poder): Vamos a darles los titulares a ustedes pero apóyennos esta vez. Justamente estamos saliendo de una gran crisis y si nuevamente vamos a empezar con eso pucha que nos ponen más inestables. Al menos por esta vez apóyennos, no saquen eso", dijo Sánchez al productor de este dominical.

La intención de esa llamada era la de detener la emisión del reportaje. Segundo Sánchez se negó a dar una entrevista y solo envió un mensaje breve: "Nos vemos en los tribunales".