Dina Boluarte: "Seguro habrá cuarta, quinta, sexta vacancia, no tenemos ansias de poder"

La vicepresidenta defendió a Castillo y a la primera dama por sus procesos ante la Fiscalía.  

Dina Boluarte: "Seguro habrá cuarta, quinta, sexta vacancia, no tenemos ansias de poder"

La vicepresidenta de la República, Dina Boluarte, calificó como “abuso de poder” el proceso penal que atraviesa la primera dama, Lilia Paredes tras negarse a declarar ante la Fiscalía. También rechazó las declaraciones de Zamir Villaverde sobre un presunto fraude, y opinó sobre una eventual vacancia presidencial.

Por otro lado, refirió que el presidente Pedro Castillo tiene una recargada agenda de actividades y posee la prerrogativa de que el Ministerio Público pueda enviarle por escrito sus preguntas o acudir a Palacio de Gobierno para formularlas, en el marco de la investigación que realiza.

Asimismo, la también ministra de Desarrollo e Inclusión Social consideró un “abuso de poder y un exceso'' que se le abra una denuncia a la primera dama, Lilia Paredes, por no contestar en una investigación.

“Yo creo que es un abuso de poder si es que así lo quisiera interpretar, la primera dama ha indicado que no va a contestar, quizá más adelante. Creo que es un exceso en querer aperturarle una denuncia por el hecho de haberse acogido a no responder las preguntas, siento que ya hay un exceso en cuanto al abuso de poder para la primera dama”, afirmó Boluarte.

Al ser consultada sobre una eventual tercera moción de vacancia presidencial, la también ministra aseguró que ello no los detiene.

"Seguramente habrá cuarta, quinta y sexta vacancia. No nos detiene el temor de esa situación, no tenemos ansias de poder, hemos venido a trabajar, queremos cambiar la historia del país haciendo que las personas más olvidadas, las vulnerables, tengan espacios de atención en el Estado", declaró a la prensa.

Boluarte sostuvo, además, que si bien el Congreso tiene el rol de fiscalizar al Ejecutivo y el derecho constitucional de llamar a los ministros, esto debe llevarse a cabo con respeto.

"La única forma de entendernos como sociedad es que nos tengamos que respetar. Los congresistas no tienen inmunidad para faltar el respeto a ninguna persona menos a los ministros", enfatizó.

Según remarcó, corresponde a la presidenta del Congreso y a la Comisión de Ética actuar frente a parlamentarios que salen de su rol fiscalizador y dañan la dignidad de las personas.

"Tratémonos con respeto, la dignidad de la persona está por encima de cualquier situación ideológica o política. El respeto debe ser el diálogo universal entre los políticos", añadió.