Defensoría del Pueblo exigió intervención del Estado tras crimen de ashaninkas

Pidió que se realicen operaciones para encontrar sus restos

Foto: archivo Inforegión

La Defensoría del Pueblo expresó su más profundo pesar por la muerte de los dirigentes ashaninkas Edwin Chota Valera, Leoncio Quincima Meléndez, Jorge Ríos Pérez y Francisco Pinedo, a manos de taladores ilegales y exigió la inmediata intervención del Estado.

En un comunicado, La Defensoría  señaló que los dirigentes indígenas habían denunciado públicamente, desde hace varios años, la poca presencia del Estado en la zona, lo cual los dejaban vulnerables ante los madereros.

Como se recuerda, Edwin Chota y otros dirigentes, viajaron en junio a Lima para reiterar sus pedidos. La Defensoría del Pueblo organizó con ellos una reunión con los representantes de diversos sectores del Gobierno para coordinar acciones y atender sus demandas.

En la reunión, Edwin Chota denunció las amenazas contra él y otros dirigentes de su comunidad por personas que se dedicaban a las actividades de tala ilegal dentro de sus territorios comunales.

Las autoridades se comprometieron a atender sus preocupaciones por la titulación de sus tierras, la superposición con el Bosque de Producción Permanente de Ucayali, la falta de servicios públicos básicos, así como la tala ilegal de madera dentro de sus territorios comunales, entre otros.

Finalmente, la Defensoría exigió que se realicen acciones para ubicar los cuerpos de los dirigentes, se capture a los responsables del crimen y se preste todo apoyo que requieran sus familiares.

Relacionadas