Cuestión de confianza: la historia de las reuniones de Del Solar con congresistas

Mercedes Aráoz también conversó con el presidente Vizcarra: Si lo vacan, se va; si renuncia, ella queda al mando

La cuestión de confianza generó cisma entre Ejecutivo y Legislativo. Foto: Cuarto Poder

El presidente de la República, Martín Vizcarra, planteó cuestión de confianza por la elección de los magistrados del Tribunal Constitucional. El jefe del Gabinete, Salvador del Solar presentó el viernes ante el Congreso el documento oficial.

Del Solar llevaba varias semanas negociando, conversando, cambiando opiniones con diversos políticos de las principales bancadas para llegar a un acuerdo sobre el adelanto de elecciones.

Sin embargo, la iniciativa no funcionó.

Desde el Ejecutivo, y antes de la votación en Comisión de Constitución por el proyecto de ley, la reacción fue limitada, quizás creyendo que el diálogo podía servir para algo. Pero al final el proyecto se archivó.

Sobre las negociaciones, había congresistas que reconocían abiertamente los encuentros con el jefe del Gabinete para lograr un consenso. 

Otros no se daban por enterados y algunos otros legisladores que mostraban su frustración callando lo importante. 

Semanas atrás, el congresista de APP, Luis Iberico, sirvió como puente entre el premier y el fujimorista Luis Galarreta para concretar una reunión en la que se plantee una solución intermedia.

Se buscaba encontrar una fórmula en la que nadie apareciera como perdedor y todos ganaran algún aplauso despistado, en los dos poderes del Estado.

Del Solar también se reunió con Víctor Andrés García Belaunde, Juan Sheput, Javier Velásquez Quesquén y Jorge Del Castillo. Las reuniones no se realizaban en Palacio de Gobierno. 

Lo planteado era retrasar el debate, el dictamen y la votación en la Comisión de Constitución sobre el proyecto para el adelanto de elecciones. En ese interín, lograr un acuerdo para que las elecciones del próximo año, en vez de ser en abril sean en octubrey que el nuevo presidente y el nuevo Congreso asumieran en enero de 2021.

Durante estos meses de gracia se intentarían sacar adelante las otras reformas políticas. Entre ellas, liquidar la figura de vacancia presidencial por incapacidad moral y volver a poner sobre la mesa el tema de la bicameralidad.

Todo con la salvedad de que los actuales congresistas puedan postular al Senado y así no se quedarían con una curul al aire. 

También en estos meses se aprovecharía para sacar otras reformas políticas y se volvería a plantear la Bicameralidad con la posibilidad de que los actuales legisladores postulen al Senado.

Según cuentan fuentes en el Congreso, el legislador Velásquez Quesquén contó lo que pasaba a algunas fujimoristas antes de que Galarreta informara a sus voceros.

También han contado que Heresi, cuando tuvo detalles, fue a un medio a filtrar para dinamitar los acercamientos. 

En ese contexto, Galarreta dejó de contestarle el teléfono al premier. El mismo miércoles, Del Solar buscaba frenar la avalancha. Entonces llamó a Rosa Bartra pero ella siguió su cronograma y votó el jueves por el archivo del proyecto.

Los fujimoristas y apristas se felicitaban por el resultado. No habría adelanto de elecciones y se dinamitaron las conversaciones. 

En tanto, se dio una conversación entre Mercedes Aráoz y Martín Vizcarra. Ella le dejó claro su mensaje: si el Congreso vacaba al presidente, ella se iba con él; pero si él renunciaba, ella se quedaría en la presidencia. 

Todo esto ocurre mientras la inestabilidad mantiene en vilo al país.

LEE TAMBIÉN: Montenegro: "Buscamos método constitucional para seguir con adelanto de elecciones"