COVID-19: Primeros niños en Perú con síntomas probables del Síndrome Kawasaki

Enfermedad está aparentemente asociada al nuevo coronavirus

Síndrome atacaría a niños.

En una ambulancia del SAMU llegó de emergencia al Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja la primera pequeña contagiada de COVID-19 con síntomas del Síndrome Kawasaki Incompleto que requiere de una inmediata atención especializada. 

La niña fue llevada en una cápsula de aislamiento hacia la unidad pediátrica de cuidados intensivos para coronavirus. 

El mundo estudia una posible conexión, una asociación temporal entre el COVID-19 y esta afección grave en los niños, rara y poco común, que les provoca la inflamación de las paredes de los vasos sanguíneos. 

A este cuadro se le compara con la enfermedad de Kawasaki atípica, aunque el cuerpo médico de Estados Unidos y Europa, donde se han reportado casi 100 casos en niños con coronavirus, lo ha bautizado como síndrome inflamatorio polisistémico pediátrico. 

Según informó Franklin Mendoza, médico intensivista del INSN San Borja, se muestra un comportamiento diferente en la respuesta inflamatoria en todos los pacientes a nivel mundial.

Hay que enfatizar que la incidencia de esta afección en los pequeños es baja en el Perú y el mundo, pero, es necesario que el personal de salud esté alerta para hacer el diagnóstico precoz y lograr así que los niños puedan ser tratados de urgencia en las especialidades de alta complejidad. 

En el Instituto Nacional de Salud del Niño-San Borja hay 11 pequeños graves, de los cuales dos muestran el nuevo golpe del COVID-19 al organismo.

La pequeña de 3 años de edad fue derivada al Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja desde el hospital Sergio Bernales de Collique.

Fue sometida de inmediato a un ecocardiograma, pues el Síndrome Kawasaki atípico podría presentar en los niños graves lesiones coronarias. 

Kristel Morales, cardióloga pediatra del INSN San Borja, sostiene que debe ser tratada para evitar problemas posteriores al corazón.

El Síndrome Kawasaki, una enfermedad descrita en 1967 por el pediatra japonés Tomisaku Kawasaki, afecta a pacientes menores de cinco años en su mayoría.

Los síntomas característicos son la fiebre por días y el sarpullido en la piel. El diagnóstico y el tratamiento oportuno son la clave.

Hay que recordar que los niños son los portadores silenciosos del COVID-19. La mayoría es asintomática o presenta síntomas leves o moderados, menos severos comparados con los del adulto.

A nivel mundial, no más del 10% de contagios corresponde a niños. Para los especialistas, los pequeños suelen ser los súper contagiadores del coronavirus.

El síndrome inflamatorio polisistémico pediátrico, es reportado como una enfermedad aparentemente asociada al coronavirus, pero aún sin prueba definitiva, se caracteriza por un exceso de respuesta inflamatoria que afecta a múltiples órganos de los niños. 

Entre los síntomas de la inflamación, los niños presentan fiebre por más de 5 días; erupción cutánea; ojos rojos o rosados; labios, lengua, manos y pies hinchados, enrojecidos; problemas gastrointestinales, presión arterial bajo; y flujo sanguíneo deficiente hacia los órganos. 

En lo que va de la cuarentena por el coronavirus, el Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja atendió a tres pacientes positivos de COVID-19 con esa afección. No hay certeza aún si la infección por el virus de la pandemia desencadenó esta condición de shock tóxico. Todo está bajo constante estudio. 

Los casos reportados de síndrome inflamatorio polisistémico pediátrico, que se parece en síntomas a un síndrome Kawasaki atípico, es poco habitual en el Perú y el mundo, pero debemos estar atentos, ahora que muchos niños están saliendo a la calle.

LEEMinisterio del Interior compró 'avión fantasma' valorizado en $65 millones

LEEZeballos: Es difícil cuantificar cuánto más se podría prorrogar o no la cuarentena