Jaime Saavedra señala que inversión en educación en línea será útil a futuro

El exministro de Educación sostuvo que, de esta crisis, podremos tener un sistema educativo con menos brechas digitales

Coronavirus en Perú. Foto-Video: Cuarto Poder

Jaime Saavedra, director global de educación del Banco Mundial, señaló que la inversión en educación remota (en línea) en nuestro país, debido al cierre de establecimientos educativos por el coronavirus (COVID-19) será útil a futuro, ya que permitirá un óptimo manejo de herramientas digitales. 

Saavedra enfatizó que, de esta crisis, se podrá lograr un sistema educativo más equitativo y con menos brechas en el área digital.

“En la parte pedagógica, la nueva escuela será distinta. No es regresa a dónde estábamos antes, yo creo que vamos a regresar a una escuela más moderna”, sostuvo en entrevista en Cuarto Poder.

El también exministro de Educación, resaltó la importancia del rol de los padres, maestros y medios de comunicación en este proceso de adaptación. “Es un gran de aprendizaje para todos”, enfatizó.

Asimismo, Saavedra anotó que el Estado debe velar que se hagan todas las mejoras en el sistema educativo. 

“La principal herramienta a nivel mundial es la educación remota. Son 105 países que han adoptado esta medida durante los dos últimos meses, pero lo que preocupa más es la inequidad. Los que tienen recursos pueden lidiar mejor con esta crisis. Por eso, el enfoque debe ser multiplataforma con radio, televisión, redes sociales y mensajes de texto”, aseveró.

Por otro lado, afirmó que, en países como Dinamarca, Francia, Australia y Alemania, donde la curva de la pandemia está decreciendo, se evalúan medidas para un retorno progresivo a las aulas escolares.

“Se están planeando horarios más cortos, salones más pequeños, mayores actividades al aire libre. También, el retorno solo de algunos grados como el de inicial y primaria”, apuntó.

LEELas cárceles del país son una bomba de tiempo debido al coronavirus

LEELos médicos intensivistas luchan en silencio contra el coronavirus