Aprueban ley sobre destino de cadáveres de condenados por terrorismo

Segunda votación fue exonerada

Video: Canal N / Foto: Andina

El Pleno del Congreso aprobó el proyecto de ley que establece el destino de cadáveres de internos que cumplían condenas por terrorismo y traición a la patria. La medida plantea que los cuerpos sean incinerados y posteriormente esparcidos y que no permanezcan en lugares físicos.

El resultado de la votación fue de 70 parlamentarios a favor, 32 en contra y 14 abstenciones. Sin embargo, se requerían de 78 votos para realizar la exoneración de segunda votación.

Luego, se votó para exonerar al dictamen de una segunda votación reglamentaria, aprobándose dicho pedido con 81 votos a favor, 37 en contra y una abstención.

[NOTA ORIGINAL]

El Pleno del Congreso de la República debatió, la tarde de este jueves, respecto de la posibilidad de que tanto jueces como fiscales puedan disponer qué hacer con los cadáveres de terroristas que hayan fallecido cumpliendo condena.

La iniciativa fue sustentada por la presidenta de la Comisión de Justicia, Gladys Echaíz, luego de que este grupo de trabajo y la Fiscalía consensuaran iniciativas para mejorar el contenido del proyecto.

Al respecto, el parlamentario Héctor Valer de Somos Perú-Partido Morado indicó que los ciudadanos que mueran en el Perú deberían ser protegidos por la ley que se encuentra vigente. "Tratándose de una ley en vigencia es necesario legislar de hoy para adelante", indicó durante su participación.

Otros congresistas como José Cueto, de Renovación Popular y Rosángela Barbarán, de Fuerza Popular, se mostraron a favor de la iniciativa y la consideraron como "pertinente".

La exfiscal de la Nación, Gladys Echaíz, indicó que con esta iniciativa se busca evitar que nuevos delitos sean cometidos por personas que tienen filiación terrorista, así como evitar la apología para garantizar la seguridad y tranquilidad públicas.

La iniciativa surge luego de que el cabecilla terrorista Abimael Guzmán Reynoso falleciera el 11 de septiembre al interior de una celda de la Base Naval del Callao en la que cumplía cadena perpetua desde el año de su captura: 1992.

A Guzmán se le sentenció por delitos de lesa humanidad y por diversas matanzas y asesinatos ordenados por él y perpetrados por la organización terrorista maoísta Sendero Luminoso, que entre 1980 e inicios de 1990 causó la muerte de al menos 30 000 personas, conforme reseñó la Comisión de la Verdad y Reconciliación.