Confiesa sujeto que mató a su novia porque no quiso tener sexo con él

Es un conocido youtuber y campeón internacional de videojuegos en línea pero terminó protagonizando una historia de secuestro y muerte  

Confiesa sujeto que mató a su novia porque no quiso tener sexo con él

Video: Cuarto Poder

El joven Erick Espinal Hernández tiene 20 años y es el protagonista de un nuevo caso de feminicidio en nuestro país. Una muerte que también pudo evitarse.

Erick Espinal aparentaba ser un chico tranquilo. Era un estudiante universitario que vivía en el barrio residencial de San Isidro. María Elena Chumbimune, por su parte, era una jovencita de condición humilde que se preparaba para ingresar a la universidad. También tenía 20 años

Dos vidas paralelas que se cruzaron en un encuentro católico. Al parecer, la fragilidad y nobleza de María Elena se convirtieron en el atractivo que él buscaba para desbordar su ansiedad.

Un fatídico 15 de julio por la tarde, Erick Espinal, quien era también un conocido youtuber y excampeón internacional de juegos en línea, pasó a recoger en su auto a María Elena, en la estación Canaval y Moreyra del metropolitano. Juntos se fueron hasta la casa de él, para cenar. La casa estaba sola y nada hacía presagiar lo que sucedería.

"En ese momento solo pensé en qué voy hacer, nos pusimos a jugar PlayStation, no sabía qué hacer, sólo pensaba ahogarla, tomarle fotos, avisarle a mis amigos, ya la maté, qué más quieren, pero no, y esconderla para que nadie la encuentre", confesó ante las autoridades. 

Erick Espinal cuenta que planificaba en su mente cómo procedería. Dos horas después cuando María Elena había decidido volver a casa, bajaron al sótano subieron al vehículo de él y ocurrió el ataque. 

Él comenzó a hacerle insinuaciones para acostarse con ella y al ser rechazado, respondió con violencia. Primero la agredió con puño limpio en el rostro, la disminuyó en su capacidad, aun así ella no permitió que él se acerque, es ahí cuando desató más su furia, según narró el general del PNP, José Luis Lavalle. 

En su desesperación e intentando hacerle bajar la guardia, María Elena trató de confundir a Erick Espinal haciéndole creer que accedería a sus proposiciones. y cuando pensó que ya lo había logrado, intentó abrir la puerta del auto para huir, pero él actuó con más violencia: agarró un cuchillo y comenzó a clavárselo en el cuello.

Después, con total sangre fría el universitario arrastró el cadáver hasta la maletera del auto y salió de la casa con el objetivo de desaparecer el cuerpo. "De ahí tuve que pensar en un lugar pero no tenía, o sea, donde dejar el cuerpo. No tenía mucha gasolina. Me quería ir a San Juan de Lurigancho para mostrarle el cuerpo a mis patas y ahí dejaba el carro pero no me alcanzó la gasolina".

Imágenes grabadas por una cámara de seguridad registran el momento en que Espinal llega hasta el jirón Siqueiro en Surquillo, a espaldas del Hospital Neoplásicas, baja del auto para cerciorarse de que nadie esté cerca. María Elena yacía muerta en la maletera del vehículo. en cuestión de minutos, su asesino arrojó el cadáver en plena calle.

Cuando los investigadores de la policía inspeccionaron el departamento de Erick Espinal, encontraron la ropa que usó aquel día y que pese a haberlas lavado, aún tenían manchas de sangre. También se halló el cuchillo con el que se cometió el crimen y en el sótano la policía encontró las pertenencias de María Elena. A Espinal no le quedó otra que confesar su delito. 

La pericia psicológica de la policía concluyó que Espinal sintió rechazo a lo largo de su vida, especialmente por parte de las mujeres, lo cual lo empujó a refugiarse en los videojuegos, donde para él, el enemigo probablemente tenía rostro femenino.