5 de abril: ¿cómo lucían las calles de Lima tras el autogolpe de Alberto Fujimori?

Tropas del Ejército, de la Marina y de la Fuerza Aérea tomaron control del Centro Histórico de Lima

La noche del 5 de abril de 1992, el presidente Alberto Fujimori disolvió la democracia del Perú en un inédito mensaje a la nación que cambió para siempre la historia de nuestro país. 

"Como presidente de la República, he constatado directamente todas estas anomalías y me he sentido en la responsabilidad de asumir una actitud de excepción. Primero, disolver, disolver temporalmente el Congreso de la República. Segundo, reorganizar totalmente el Poder Judicial"

Mientras el discurso era transmitido por televisión, tropas del Ejército, de la Marina y de la Fuerza Aérea llegaron al Congreso de la República, el Poder Judicial, el Ministerio Público, entre otras instituciones para tener el control completo de ellas. También fueron intervenidos todos los medios de comunicación y organizaciones civiles como la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP). 

A la mañana siguiente, la capital amaneció con tanques y contingentes de las Fuerzas Armadas que resguardaban las sedes de instituciones privadas y estatales. El autogolpe de 1992 fue solo el inicio de lo que se convertiría en uno de los gobiernos más corruptos de la historia del Perú. Un régimen que justificaba todos los medios, incluso los que estaban abiertamente en contra de la ley, para alcanzar sus oscuros fines.

Este hecho dio la vuelta al mundo e imágenes recogidas por la agencia AFP dejan en evidencia el poder y control de los militares en las calles del Centro Histórico de Lima.

LEE: Alberto Fujimori: autogolpe del 5 de abril cumple 25 años